Entrevista a Ferrom

Humorista gráfico. Costa Rica.

PP: ¿Le gusta que le hagan entrevistas?

FERROM: Sí, la razón es que a mí, generalmente, me gusta leer entrevistas a colegas, pienso que a la mayoría le pasa igual, pienso que lo que yo piense a otros les puede interesar.

 

PP: En este año 2011, ¿cómo ve el estado del humor en el país donde vive, en televisión, radio, teatro, literatura y gráfica?

FERROM: En televisión y radio hay mucho, pero la gran mayoría se basa en el doble sentido o interpretación de las palabras, lo cual considero que ya cansa. En literatura es muy poco y bastante “chabacano” y en la gráfica se puede decir que existe el interés por hacer algo, pero no hay estímulo. La mayoría de los dibujantes hacemos humor “por amor al arte”, porque incluso el periódico más importante de mi país no tiene caricaturista.

 

PP: En varios países de América Latina se dice: "Mi país es un pueblo de humoristas", "en mi país, tú mueves una piedra y sale un humorista", etc. ¿En el país donde vive se dice lo mismo?

FERROM: En Costa Rica no se dice eso, tal vez el mejor humor es el oral relacionado a la política. Lo que sí se afirma es que Alajuela es la ciudad más humorística.

 

PP: ¿Es verdad la acuñada frase: "Es más fácil hacer llorar que hacer reír”?

FERROM: Para mí sí es así en humor gráfico. Hoy existen muchos géneros que más que hacer reír pretenden hacer pensar. El humor grafico de hoy es más intelectual.

 

PP: ¿Cuándo decidió hacerse humorista?

FERROM: Yo estudiaba en Bellas Artes cuando se me presentó la posibilidad de trabajar en un estudio de dibujos animados para televisión (1978). Mis jefes eran caricaturistas reconocidos y ellos despertaron mi pasión por el humor gráfico.

 

PP: ¿El humorista nace o se hace?

FERROM: Se nace y se hace, pero en una balanza, más se nace.

 

PP: ¿Cuál ha sido el mejor y el peor momento de su carrera hasta el día de hoy?

FERROM: Los mejores momentos han sido todos los reconocimientos internacionales que he recibido (20), máxime que nunca he recibido uno nacional y veo muy difícil que lo reciba, porque no hay condiciones para que se de. El peor fue en el año 2000, yo había empezado mi carrera de caricaturista en 1978 y en el 80 mi norte era que la caricatura y el humor grafico tuvieran un lugar en las artes plásticas de mi país. Fui miembro fundador de dos importantes grupos de cartonistas en los cuales hicimos salones y festivales sin ningún apoyo estatal ni privado, pensé que por insistencia se podría lograr, pero en el año 2000, al mirar hacia atrás nada había cambiado, todo seguía igual, la caricatura se seguía considerando un arte “menor”, me deprimí, y por 2 años no quise hacer nada más que ilustrar textos educativos, que ha sido siempre mi trabajo

 

PP: Como profesional del humor, ¿se ríe fácil? ¿Con qué tipo de chistes?

FERROM: Si me río fácil, aunque paradógicamente soy serio e introvertido.

 

PP: ¿Alguna anécdota relacionada con su profesión?

FERROM: Muchas, pero mi predilecta fue cuando hice una caricatura de la esposa de mi jefe y él dijo: “eso no es una caricatura, es una venganza”.

 

PP: ¿Con cuáles colegas se identifica?

FERROM: Con muchos, pero en América con Quino.

 

PP: ¿Qué me aconseja a mí como humorista?

FERROM: Lo que aconsejo a cualquier humorista, sin importar el nivel en que se encuentre: que siga trabajando. Pienso que nunca se termina de aprender.

Entrevista a Ferrom - Humor
Entrevista a Ferrom - Humor
Entrevista a Ferrom - Humor