Entrevista a Adán Toledo

Humorista gráfico. Cuba.

PP: ¿Le gusta que le hagan entrevistas?

ADÁN: ¡Me gustan, casi nunca me hacen!

 

PP: En este año 2014, ¿cómo ve el estado del humor en el país donde vive, en televisión, radio, teatro, literatura y gráfica?

ADÁN: Acá la televisión lleva la preferencia, se tocan temas más agudos que en la prensa plana son más difíciles de abarcar.​

 

PP: En todos los países de América Latina se dice: "Mi país es un pueblo de humoristas", "en mi país, tú mueves una piedra y sale un humorista", etc. ¿En el país donde vive se dice lo mismo?

ADÁN: Acá se dice eso del pueblito San Antonio de los Baños, es un cliché, pero ayuda a que al menos sea conocido el pueblito.​

 

PP: ¿Es verdad la acuñada frase: "Es más fácil hacer llorar que hacer reír?

ADÁN: Sí, creo que es verdad. En el humor gráfico hay quienes defienden la risa a toda costa. Yo creo que hasta hacer sonreír es también difícil. Me gusta el humor que te detiene ante la obra, que te hace reflexionar en algo, aunque no te guste el dibujo, pero tomar partido por algo lo creo imprescindible, aunque no de risa.​

 

PP: ¿Cuándo decidió hacerse humorista?

ADÁN: En el año 1987 me publicaron el primer dibujo en Tribuna de La Habana, fue inolvidable la emoción ver un dibujo en un periódico estrujado y olvidado por el suelo. La verdad que en mi caso y desde niño una carta enviada a Alejo Carpentier con una caricatura personal y su respuesta y aliento para que fuera caricaturista fue importante. Esto es manido, pero hace años no tengo abuelas y si no lo cuento yo, dudo que otro lo haga.​

 

PP: ¿El humoristas nace o se hace?

ADÁN: Creo que se hace, el estudio ayuda mucho a eso y sobre todo el nivel de observación.​

 

PP: ¿Cuál ha sido el mejor y el peor momento de su carrera hasta el día de hoy?

ADÁN: El mejor momento de mi carrera creo que no ha llegado, depende mucho de mí. El peor cuando no comprenden una caricatura y se arma un gran problema. Hace años dijeron que no se podía tocar el tema de la CLARIA. Un pez invasor que se introdujo para acabar con malanguetas y demàs en los estanques, pero el tipo acabo hasta mordiendo humanos. Cuando veo un tema así o una limitación parecida siempre quiero tocar el tema, aunque este “prohibido”. Pues resulta que la idea me vino por el conocido dúo de cantantes Clara y Mario. Dibujé a Super Mario con una claria sobre el cuello y puse: Claria y Mario. El revuelo fue tal que llame al mismo Mario cantante ya fallecido y le dije que mi llamada no era para disculparme, sino para darle el sentido de la caricatura. Mucha gente se ofendió con eso. No me sentí mal con aquellos, pero sí con la falta de imaginación, que es algo que me molesta bastante.​

 

PP: Como profesional del humor, ¿se ríe fácil? ¿Con qué tipo de chistes?

ADÁN: Me río con el mexicano Eugenio Derbéz. El juego de palabras y de intenciones en las frases me da risa. Me parece bien inteligente.​

 

PP: ¿Alguna anécdota relacionada con su profesión?

ADÁN: La número 9​.

 

PP: ¿Con cuáles colegas se identifica?

ADÁN: Con ARES​.

 

PP: ¿Qué me aconsejaría a mí como humorista?

ADÁN: Usted es un caballo, aún lo recuerdo sobre todo la escena del Viaducto de Matanzas, debes saber que ya los ómnibus grandes no cruzan ese puente. Otra demostración de que el humor, como la cultura, se adelanta a los acontecimientos y lo que para algunos es burla, es una alerta.​

Entrevista a Adán Toledo - Humor
Entrevista a Adán Toledo - Humor
Entrevista a Adán Toledo - Humor