Aquiles Nazoa

Caracas, 1920 - Maracay, 1976.
Humorista literario venezolano.

Fue escritor, ensayista, periodista, poeta y humorista. En sus obras se expresan los valores de la cultura popular venezolana.

Se incorpora al diario Últimas Noticias, comenzando a publicar sus poemas humorísticos en la sección «A punta de lanza», firmada con el seudónimo «Lancero». También en este período se incorpora al semanario satírico El Morrocoy Azul donde desarrolla sus dotes como humorista, publicando con el seudónimo de «Jacinto Ven a Veinte», sus poemas Teatro para leer.

A partir de agosto de 1943, empieza a colaborar en el diario El Nacional. En 1945, aparece en Caracas su libro El transeúnte sonreído. Durante estos años, colabora igualmente en las revistas Élite y Fantoches, la segunda de las cuales dirige por cierto tiempo.

En 1948 obtiene el Premio Nacional de Periodismo en la especialidad de escritores humorísticos y costumbristas.

Dos años después aparecen sus libros El Ruiseñor de Catuchey Marcos Manaure, idea para una película venezolana.

En 1953 Aquiles Nazoa colabora con la revista humorística El Tocador de las señoras.

Cuando retorna a Caracas (después de su exilio) en 1958, colabora en la revista Dominguito y en marzo de 1959, crea junto a su hermano Aníbal la publicación humorística Una señora en apuros, de la cual solo salieron pocos números. Una situación similar aconteció con El fósforo, aparecido en noviembre de 1960, en el cual su nombre encabezaba la lista de los editores.

También en 1966 publicó una compilación titulada Los humoristas de Caracas. Durante la década de los 70, además de preparar libros como La vida privada de las muñecas de trapo, Raúl Santana con un pueblo en el bolsillo y Leoncio Martínez, genial e ingenioso (publicado después de su muerte), dicta charlas y conferencias, mantiene un programa de televisión titulado Las cosas más sencillas.