Censura y represión en Brasil. Expulsan al caricaturista Osmani Simanca

Osmani Simanca

Una vez más es víctima el humor. El inteligente y noble humor. A continuación una carta pública del humorista gráfico Osmani Simanca, donde explica cómo lo despidieron de su trabajo de tantos años. Lo convulsionado, polarizado de ese hermano país, más el miedo al humor de los poderosos y las autoridades, producen estos hechos repudiables.  Apoyemos a nuestro colega.

 

Nota aclaratoria sobre mi despido del diario “A Tarde”

Siempre estaré muy agradecido por la oportunidad que tuve, cuando hace más de 15 años empecé a trabajar en "A Tarde", diario con una tradición periodística de más de 100 años. Fue sin duda un honor publicar, aprender y perfeccionarme con mis queridos colegas y amigos. Durante mi estancia en el diario gané importantes premios nacionales e internacionales y mis dibujos publicados originalmente en "A Tarde" se han republicado en otros periódicos y revistas alrededor del mundo.

Después del penúltimo cambio en la dirección del diario fui cuestionado sobre el contenido de mis caricaturas​​, siendo algunas de ellas censuradas. Estos dibujos prohibidos se han publicado también con gran éxito en los medios sociales. Hacía mucho tiempo que textos y artículos completos de mis compañeros eran cortados, pero no la viñeta política. La caricatura era un pequeño oasis en un desierto de tijeras.

Es difícil tener libertad sin independencia económica. La mayor parte de la prensa siempre ha dependido de la propaganda de los gobiernos. Esto no sería un problema si estos gobernantes no presionaran a  periódicos y periodistas, y si periodistas y periódicos democráticos no se dejaran presionar para escribir cualquier alabanza o crítica desmerecida. Nuestro rumbo siempre debe ser definido por la ética y la virtud, cosas raras en estos tiempos oscuros, llenos de odio e intolerancia. Decía Joseph Pulitzer: "con el tiempo, una prensa cínica, mercenaria, demagógica y corrupta formará un público tan vil como ella misma".

Con el último cambio en la dirección del periódico, las presiones aumentaron al punto de que tuve que explicar que era una caricatura de opinion, y cuál era el papel de la sátira política en una sociedad democrática y en la prensa libre. Fui indagado sobre quien me daba las pautas a lo que respondí que las pautas eran los hechos de la actualidad política de Brasil, los cuales investigaba en profundidad, consultando varias fuentes y poniendo mi opinión en la forma del periodismo gráfico, caracterizado por lo que define la caricatura política. Fui advertido para no tocar en ciertos temas y personajes, una tarea imposible en medio de la podredumbre política y ética en la que se encuentra Brasil.

Quiero dar las gracias a las demostraciones de solidaridad de mis colegas, amigos y lectores en lo que se refiere a mi despido sin motivo y cuyo verdadero motivo, de manera resumida, expliqué en este texto.

Termino, con este pensamiento de Eurípides:

"Todo el cielo es del águila el camino,
Toda la tierra es del hombre noble la patria"

Osmani Simanca
 

Desde aquí les enviamos nuestras buenas vibras y total apoyo a este gran caricaturista.

 

Humor Sapiens

"Crear, pensar y vivir con humor".

Comentarios

¿Libertad de expresión? La mayor falacia

El colega cubano Osmani Simanca se fue Brasil buscando a lo mejor una mayor "libertad de expresión" Y como muchos caricaturistas, se dio cuenta de la falacia que existe en los llamados "países libres y democráticos" con la tal "libertad de expresión". Lo que le pasó a este artista me pasó a mi en Costa Rica con el diario "La Prensa Libre" (ojo al nombre) de donde me expulsado de un dia para otro en el año 2003 por hacer caricaturas contra la invasión de Irak.

Páginas

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.