El humor en la literatura infantil. El teatro

Pepe Pelayo (Creador y estudioso de la teoría y la aplicación del humor / cubano-chileno)
Copyright © Pepe Pelayo. Publicado en Humor Sapiens con el permiso de su autor. Reservados todos los derechos.

A pesar de circular buenos libros sobre teatro, ninguno lo aborda abiertamente con humor. Como es obligatorio impartirlo en los centros educacionales, a muchos niños no les agrada leerlos, sin contar con que realmente no es muy atractivo leer teatro así, a secas. Verlo sí es algo sensacional. Por lo tanto, encontrar un libro sobre el tema donde se les explique a los niños cómo es un teatro por dentro (por ejemplo, un teatro típico renacentista), es decir, qué es un telón de boca, el proscenio, las bambalinas, los palcos; así como también qué es un protagonista, un antagonista, los distintos estilos, etcétera, etcétera y todo con humor, es una apuesta para seducir a los niños a acercarlos al teatro.

Ejemplos extraídos del libro Sube el telón de Pepito, de la Colección La risa de Pepito, de la Editorial Alfaguara. Existe un glosario escrito en forma humorística, como si fuera un entreacto, ubicándose en el libro entre los actos de una obra cómica, la cual es protagonizada por dos niños; uno que le gustaba leer libros policíacos y otro que no le gustaba leer nada. Las ilustraciones ayudan mucho a las explicaciones y al desarrollo de la obra.

Del glosario de los “entreactos”:

Tramoya.- Mecanismo que permite efectuar, en el teatro, cambios de decoración y efectos especiales. (Una vez me dijeron que la palabra tramoya era una carrera por tramos que realizaban los mayas hace miles de años. No me lo creí).

Camerino o camerín.- Lugar usado por los actores para maquillarse, peinarse y vestirse. (Si se maquilla un marinero se llamaría camarote. Si se viste un mozo se llamaría camarero. Y si se peina un camarón… se lo lleva la corriente).

Fragmento de la obra:

RINNNG, RINNNG:

NICO: ¿Aló?

TITA: ¡Aló!

NICO: Sí, dígame.

TITA: Disculpe, pero yo deseo hablar con el nieto del papá del padre de usted.

NICO: Lo siento, está equivocada.

TITA: No estoy equivocada, Nico.

NICO: ¡Tita! No te reconocí la voz. ¿Y por qué me dices eso del nieto del padre de no sé quién?

TITA: Je, je….

NICO: ¡Para bromas estamos! Todo este rato he estado asustado y tú te apareces haciéndote la graciosa.

TITA: Disculpa. ¿Ha pasado algo?

NICO: Sí. Ya identifiqué al tipo.

TITA: ¿Quién era?

NICO: El señor Barde.

TITA: ¿Sí? ¿Y cómo lo viste?

NICO: Normal. Viejo como siempre.

TITA: ¿Le notaste alguna expresión de júbilo?

NICO: ¿De júbilo? No.

TITA: Entonces no está jubilado… Je, je…

NICO: ¡Pero no te das cuenta que no podemos hacer chistecitos ahora!

TITA: Ya, ya. Así que era el señor Barde… Entonces no sabemos quién es el muerto.

NICO: No.

TITA: Y tú, ¿qué estás haciendo?

NICO: Sigo subido en la silla mirando por el visor de la puerta. ¿Pero qué más puedo hacer?

TITA: Nada, sigue vigilando.

NICO: ¿Y después?

TITA: Llámame.

NICO: De acuerdo. ¿Viste? Dijiste “llámame” y no te hice el chiste de decir tu nombre.

TITA: ¿Cómo es eso? Repítemelo que no entendí.

NICO: Que dijiste “llámame”…

TITA: ¡¡Nico!!

NICO: ¡¿Qué pasó?!

TITA: Que ahora fuiste tú el que dijiste “llámame” y te llamé. Je, je.

NICO: ¡A cada momento te pones más tonta!

TITA: ¡Y tú más imbécil!

NICO: ¡Y tú, cretina!

TITA: ¡Tú, idiota!

NICO: ¡Bobalicona!

TITA: ¡Eres un irrecombentino!

NICO: ¡¿Qué?!

TITA: ¡Lo que oíste!

NICO: ¿Qué significa eso, maldita gusana?

TITA: ¡Lo sabrías si leyeras mi libro de obras de teatro policíacas, enano, estúpido, engreído!

NICO: ¡Pues más irrecombentina serás tú!

TITA: Está bien. Gracias.

NICO. ¿Cómo? ¿No te molesta que te diga eso?

TITA: No, es agradable ser eso.

NICO: ¡¿Entonces, qué quiere decir esa palabra?!

TITA: Algún día te lo diré. Ciao.

NICO: ¡Pero…!

 

Como se ve, es una situación absurda y divertida, al estar los dos personajes siempre llamándose por teléfono y sólo a través de sus diálogos ir desarrollando una aventura “policíaca”. En esta obra se usaron variados recursos humorísticos: chistes, juegos de palabras, bromas, ironías, exageraciones, más el humor de las situaciones, los personajes, los diálogos y otros.

Ejemplos extraídos del libro El Agapito de Pepito, de la Colección La risa de Pepito, de la Editorial Alfaguara.

PRIMER ACTO.

SE ABRE EL TELÓN. SE APAGA LA LUZ DE LA SALA. SE ILUMINA EL LADO IZQUIERDO DEL ESCENARIO, DONDE ESTÁ LA CASA DE PEPITO. SE VE UN SOFÁ. PEPITO ESTÁ DURMIENDO SENTADO Y FRENTE A ÉL UN COCHECITO DE BEBÉ. EL RONCA BIEN FUERTE Y ALTO Y CUANDO EXPULSA EL AIRE EL COCHECITO SE ALEJA UN POCO. CUANDO TOMA AIRE, EL COCHECITO VUELVE HACIA ÉL. (EL TRUCO CONSISTE EN DOS HILOS “INVISIBLES” AMARRADOS AL COCHE Y QUE DOS TRAMOYISTAS TIRAN DE AMBOS LADOS DEL ESCENARIO SIN QUE EL PÚBLICO SE DE CUENTA.

SUENA EL TELÉFONO, PEPITO SE ASUSTA Y SIN QUERER GOLPEA CON EL PIE SUAVEMENTE AL COCHECITO QUE (POR EL MISMO TRUCO DEL HILO) SE ALEJA A MUCHA VELOCIDAD Y DESAPARECE ENTRE LAS CORTINAS. PEPITO ATIENDE LA LLAMADA.

A LA DERECHA DEL ESCENARIO SE ILUMINA UNA SALA DE CLASE. SE VE UN PIZARRÓN ESCRITO CON OPERACIONES MATEMÁTICAS. SE VE TAMBIÉN A VENUS HABLANDO POR CELULAR. DETRÁS ESTÁN GRETEL, JUANITO Y OTROS NIÑOS ACTORES. DISCUTEN EN VOZ MUY BAJA.

VENUS: Aló, Pepito. ¿Cómo está todo?

PEPITO: Bien. Ya dormí a mi hermanita.

SE VE COMO EL COCHECITO SOLO SE ASOMA POR DETRÁS DE UNA CORTINA Y VUELVE A DESAPARECER RAPIDAMENTE.

VENUS: ¿Ya preparaste todo para la fiesta?

POR DETRÁS DE VENUS PASAN SACANDO CUENTAS CON LOS DEDOS, DE DERECHA A IZQUIERDA, GRETEL Y JUANITO. VAN DISCUTIENDO EN VOZ MUY BAJA.

PEPITO: ¿Qué fiesta, Venus? Fiesta, no. Dije que vinieran para acá y que armemos algo divertido para celebrar el computador que me regalaron…  Hacemos una piñata chica, hacemos juegos, hacemos un pequeño cóctel…

VENUS: Bueno, agapito entonces.

PEPITO: No, no creo que haya tiempo para que yo haga pitos, ni…

VENUS: Dije agapito, Pepito, no que hagas pito.

PEPITO: ¿Y quién es Agapito? ¿Por qué lo invitaste? Yo había dicho que nos reuniéramos sólo nosotros cuatro, porque…

VENUS: ¡No es una persona! ¡Un ágape, un agapito es un convite, con una comelata y eso…!

PEPITO: ¿Come lata? ¿Qué latas se comen?

VENUS: ¡Qué lata! Decía que es como una celebración donde se come. POR DETRÁS DE VENUS PASAN JUANITO Y VENUS, DE IZQUIERDA A DERECHA, MOSTRÁNDOSE PAPELES ESCRITOS CON OPERACIONES MATEMÁTICAS. CON SUS LÁPICES HACEN ANOTACIONES. VAN DISCUTIENDO EN VOZ MUY BAJA.

PEPITO: ¡Ah! ¡Pero explícate bien, Venus! ¡Haremos entonces un agapito en mi casa!

VENUS: Bueno, salimos del gimnasio y arrancamos para allá.

PEPITO: No, no arranquen nada.

VENUS: Partimos para allá…

PEPITO: No, no partan nada.

VENUS: ¡Nos dirigimos a tu casa!

PEPITO: ¡No, no dirijan nada!.. Simplemente vengan para acá.

VENUS: ¡De acuerdo! ¡Uf!...

POR DETRÁS DE VENUS PASAN GRETEL Y JUANITO LUCHANDO POR SACAR CUENTAS EN UNA DESCOMUNAL CALCULADORA, DE IZQUIERDA A DERECHA, AMBOS ACTORES VAN DISCUTIENDO EN VOZ MUY BAJA.