Religión y Edad Media

Polémica religiosa en la Edad Media. Unos decían que Aristóteles había señalado el humor como un rasgo típico del hombre. Pero otros aseguraban que en los Evangelios no se indicaba que Jesuscristo hubiera reído.

Hubo gente como San Luis, Rey de Francia, que resolvió el debate del modo más ingenioso: no reía los viernes. Otros se acomodaron a las definiciones entre risa natural (la permitida) y risa maliciosa (la prohibida). La Iglesia colocaba en el índice de libros prohibidos a diversas obras humorísticas, como las burlas del bufón Arlotto y las sátiras de carnaval de Erasmo y el cuentista Traparolo terminó juzgado por la Inquisición. En 1500, Inglaterra dio los primeros pasos para vencer el oscurantismo. Shakespeare y Ben Johnson aportaron. Ravelais y Cervantes hicieron lo suyo en sus países.