Abraham y Sarah

En la Biblia, uno de los episodios donde se cita el humor y la risa es el de Abraham y su esposa Sarah, cuando Dios les anuncia que van a tener un hijo a una edad muy avanzada.

Ellos se carcajean sin creérselo, y cuando nace por fin el niño lo llaman Isaac, que significa risa.