Humores del mundo - Mundo de los humores | Albania | Agim Sulaj

Osvaldo Macedo de Sousa
Historiador, escritor, curador, promotor y especialista en humor gráfico.
Humores del mundo - Mundo de los humores | Albania | Agim Sulaj

El socialismo del proletariado está en crisis, al igual que el capitalismo y viceversa. Los malos y los buenos se confunden, las alianzas se mezclan y muchos son los que se sienten traicionados por la historia, la política, las ilusiones, las economías, las ideologías. En ese pasado (y presente), el apologético “más vale solo que mal acompañado” o “orgullosamente solo” ha sido una vía de escape para varios regímenes. Sin embargo, porque siempre hay un pero, el Humor resulta ser esa espina clavada en el talón de Aquiles de cualquier gobernante y si unos hacen de todo por arrancarlo y pisotearlo, otros, en paralelo, lo utilizan como arma de panfleto, de aliado en su campaña de promoción, subvencionando revistas en papel de alta calidad y técnicas de impresión, como lo han hecho varias dictaduras. Esto no significa libertad de prensa, ni libertad de pensamiento, sino que sigue siendo un humor vivo, por muy premeditado e impulsado que sea.

Hay países que, a pesar de ser cercanos geográficamente, nos resultan «exóticos», ya sea por su historia o por su cultura. Albania es una de ellas: antes no era ni europea ni oriental, es decir, ni occidental ni soviética, era maoísta en tierras mediterráneas. Ahora, a pesar de ser Europa, es más «medio-oriente» con su cultura predominantemente musulmana. Para comprender mejor sus humores, hablamos con el famoso caricaturista albanés Agim Sulaj.

«Albania estuvo bajo el Imperio Otomano durante 500 años, lo que significa que aún hoy la cultura, la mentalidad y la religión (musulmana) turcas son predominantes en la forma de pensar y vivir. Sin embargo, también está la presencia del cristianismo, ya sea ortodoxo o católico, todos los cuales fueron prohibidos durante el régimen comunista (1941-1991). Ahora, Albania está llena de mezquitas turcas, campanarios católicos e iglesias ortodoxas donde la gente vive en paz, sin problemas de fundamentalismo».

Pero, ¿cómo caracteriza el humor albanés? «El humor en Albania, durante mi infancia y adolescencia, era el humor censurado, la sonrisa limitada por el régimen. Todo estaba controlado por el sistema, que era una sombra oscura sobre el alma y los sentimientos de un pueblo que, junto al humor oficial, mantenía su humor popular, ancestral».

Es curiosa esta forma de mantener el humor, en la que brilló el diario «Hosteni» (Ferrão), una publicación de lujo, en papel, iniciada en 1954, donde trabajaron los artistas albaneses más reconocidos internacionalmente, como es el caso de Zef Bumci, Bardhyl Fico, Petrit Konci, Dhimiter Ligori, Shtjefen Palushi, Ilir Pojani, Korta Raka, Shemedin Ruci, Agim Sulaj… Era un periódico que no criticaba al partido, que no cuestionaba la ideología, sino que satirizaba los males del sistema. Se suponía que la función de la caricatura era moralizante. Sin pasarse de la raya, la libertad de espíritu de estos humoristas albaneses en la crítica y el humor era asombrosa, estando atentos a las imperfecciones del sistema, como la burocracia; la falta de entusiasmo de algunos albaneses por participar en el esfuerzo de producción; críticas a la industria que no se moderniza; a la agricultura que no produce; errores de planificación; mala calidad de los servicios y equipos; la crítica del individualismo, el irrealismo, la ambición y el egoísmo. Por lo tanto, hubo una crítica social y económica, nunca política.

Para un extranjero, esta revista es un panorama de los problemas del sistema, de las dificultades cotidianas de la sociedad, de las tortuosidades del régimen. Es por tanto una crítica social y económica, nunca política.

Luego encontramos el humorismo oficial de las palabras de moda, que es el humor en la política internacional. Entonces la agresividad es grande contra el mundo capitalista. El universo de vampiros, conspiradores, usureros… en definitiva, los malvados. No perdonan ni a los Estados Unidos de América ni a la Unión Soviética, los tiburones del planeta, pero no acatan a China que los protege.

«Sí, y también trabajé en "Hosteni" donde todos los artículos o dibujos tenían que ser juzgados por el consejo de redacción, después de lo cual eran aprobados por el Comité del Partido Comunista. La libertad de expresión era cero, pero extrañamente mis compañeros y yo nos reíamos mucho, la vida era simple y cruda y el cuerpo y el alma necesitaban reír, hacer humor natural sin censura, explorar juegos de palabras, bromear con la gente de compras, reacciones a un partido de fútbol, ​​amantes... Mi fuente de inspiración fue la vida, los barrios sencillos y pobres de Tirana, el humor de mi abuelo y los chistes de mi abuela, que eran sanos y divertidos, llenos de filosofía y humor. Las risas con amigos del colegio o de la Academia de las Artes eran espontáneas y bonitas».

Y hoy, ¿cómo es? “Ahora hay libertad de expresión, la gente habla libremente y puede criticar o satirizar en todos los géneros de las artes. Curiosamente, sin embargo, la caricatura ya no tiene la misma fuerza que tuvo durante el régimen, quizás porque la generación de caricaturistas que tuvo mucho éxito en Albania a partir de 1990 abandonó el país. Yo era uno de ellos, viviendo en Italia donde puedo dibujar, pintar... Aquí, tuve la libertad de criticar y pensar más profundamente sobre mi vida. Uno de los íconos de expresión de mis pensamientos es la maleta, con poca ropa y muchos sueños.

Los caricaturistas que quedaron en Albania se perdieron, ya que tras la caída del régimen desapareció la revista "Hosteni" y no existe ninguna publicación humorística. Los periódicos de noticias lo publican, de vez en cuando, pero sin mucho apoyo. Lamentablemente ya no es un humor crítico, sino un poco más vulgar.

Lo mismo sucede en la televisión. Tenemos buenos comediantes en la televisión y en el teatro donde los dramaturgos tratan de mantener su alma humorística, así como los escritores tratan de publicar sus libros humorísticos. Una cosa es cierta el humor subsiste y está vivo».

 

Imagen
15.jpg
Imagen
14 MIGRANT.jpg
Imagen
13 little emigrant.jpg
Imagen
12 davanti a H.jpg
Imagen
11 Mala.jpg

 

Imagen
Agim 8.jpg
Imagen
Agim 7.jpg
Imagen
Agim 6.jpg
Imagen
Agim 5.jpg
Imagen
Agim 4.jpg
Imagen
Agim 3.jpg
Imagen
Agim 2.jpg

 

 

Copyright © Osvaldo Macedo de Sousa. Publicado en Humor Sapiens con el permiso de su autor. Reservados todos los derechos.
Destacado 4
Desactivado