Diálocos con Humoristas

Eduardo del Llano

¿La comedia es un género menor?

Uno de los grupos que fue miembro destacado de aquel boom del humor en las años 80 fue Nos-y-Otros. Ese grupo lo dirigía Eduardo del Llano. Ahí lo conocí. Me gustaba mucho lo que escribía para teatro. Más tarde disfruté de su trabajo como guionista de películas. Después pude leer sus cuentos, etc. y me encantó aún más su forma de hacer humor. Por último, también lo disfruté en su serie de cortometrajes. Por todo lo anterior lo incluí en mi libro “Breve diccionario del humor” (Editorial Verbum. Madrid, 2019). Y también por ese mismo motivo lo invité a participar en este diáloco.

Leer más
Teoría del Humor (Sapiens)

¿Qué es lo cómico?

Pepe Pelayo
Creador y estudioso de la teoría y la aplicación del humor.

Una persona guarda una información en su memoria. De repente, percibe otra información parecida, pero no igual, aunque con cierto grado de incongruencia. “Juega” confrontando ambas informaciones, intentando encontrar una relación, una respuesta satisfactoria a ese “acertijo”. Si no encuentra ningún nexo, al individuo le parecerá un rompecabezas y le provocará un resultado que no es de interés para este estudio. En cambio, si detecta el vínculo, puede que ese juego mental lo considere “especial” e inmediatamente, para "celebrar", segregue cierta cantidad de hormonas que le producirán una emoción placentera y que se manifestará exteriormente como risa o sonrisa. Esta es la definición -en nuestras palabras-, a la que llegó Rod A. Martin en su Psicología Integral del Humor (2008).

Leer más
"En el aula, en los procesos terapéuticos y en los ámbitos laborales se han observado, en general, efectos benéficos cuando se emplea un humor integrador y compartido, y efectos nocivos cuando predomina el humor agresivo y cáustico".
Eduardo Jáuregui

Homenaje póstumo: Quique Dapiaggi de Argentina

Enviado por Humor Sapiens el Vie, 21/08/2020 - 17:49
Quique Dapiaggi

Fue productor, periodista, conductor y animador. Una de las figuras de mayor convocatoria televisiva en la Argentina a comienzos de la década de 1980. Impuso en aquel momento una fórmula muy sencilla que funcionó con mucha eficacia, la de convocar a un grupo estable de humoristas provincianos radicados en la Capital Federal. El resultado fue un tipo de programa que tuvo el sello del conductor con diferentes nombres: “De lo nuestro con humor”, “La chispa de mi gente”, “Cuento contigo”, “Son…risas Once”, etc., con números muy altos en las mediciones de audiencia.