Teófilo Folengo

Mantua, 1491 - Vicenza, 1544.
Humorista literario italiano.

Teófilo Folengo, nacido como Gerolamo Folengo, más conocido por sus seudónimos de Limerno PitoccoMerlín Cocayo o Merlinus Cocaius, fue escritorhumanista, humorista y benedictino,

Folengo cultivó asiduamente el género macarrónico-goliárdico, que tenía en la época una larga historia en la cultura véneta, rescatando para él su carácter de ejercicio parodístico y elevándolo a instrumento estilístico-literario verdadero y propio (las obras eran producto de autores que se les clasificaba como vagabundos, bribones, juglares y bufones, es decir,​ hombres intelectuales que han sufrido el yugo de las prejuicios de los humanistas posteriores, siendo descritos peyorativamente debido a su carácter jocoso y burlesco.)

El lenguaje de Folengo es muy personal, y mezcla formas del latín clásico y léxico dialectal para ofrecer un retrato absolutamente anticonvencional de la realidad social de su tiempo.

Su obra es muy variada y se agrupa en 25 libros del Opus maccaronicum o Maccheronee, recogido en cuatro redacciones muy diversas (1517; 1521; 1539–1540; 1552, póstuma). La versión de 1517 tenía diecisiete libros; fue reimpresa en 1521 con ocho libros más. En él se encuentra el Baldus, su poema más célebre, donde satiriza las novelas de caballerías y los poemas heroicos de Luigi Pulci y de Mateo María Boyardo. El poema no solo es una parodia de los libros de caballerías italianos, sino también de la epopeya clásica de Virgilio, y, en su última parte, de la Commedia divina de Dante Alighieri.

Junto a esta obra figura Zanitonella, narración del amor no correspondido de Zani por Tonella que parodia los poemas pastoriles virgilianos y la teoría del amor de Francesco Petrarca; el heroicómico Moscheide o Moschaea, que narra la guerra entre moscas y hormigas y fue imitado por José de Villaviciosa y su Mosqueida en español; y un grupo de epigramas, obras todas publicadas en diferentes redacciones bajo el pseudónimo de Merlinus Cocaius. Mostró las posibilidades artísticas del latín macarrónico, el lenguaje inventado a fines del Quattrocento por los humanistas de la corte paduana, entremezclando el latín y los dialectos italianos.