Enrique Arredondo

La Habana, 1906 – Ibídem, 1988.
Humorista escénico y audiovisual cubano.

Fue uno de los actores humorísticos más importante de todos los tiempos en Cuba.

Bernabé, nombre con el cual se le conoció en Cuba, en alusión a uno de sus personajes más populares, trabajó desde muy joven en diversos oficios hasta que en 1923, con sólo 17 años comienza a interpretar al clásico Negrito del Teatro vernáculo cubano.

Desde 1923 Enrique Arredondo se mantuvo actuando en diversas compañías de teatro hasta 1940 cuando funda su propia agrupación escénica.

Enrique Arredondo llegó a ser considerado uno de los mejores intérpretes del personaje Negrito del Teatro vernáculo cubano.

Realizó presentaciones en Tampa, en Puerto Rico y en varias cuidades de México como Mérida, Veracruz, Campeche, Oaxaca, Chiapas y el D.F., donde fue contratado para actuar en una revista musical junto a figuras tan relevantes como los cómicos Tin Tan y Palillo.

Sus inicios en la radio fueron con el personaje Virutica, después le dio vida a Chicharito, que luego se mantuvo por más de 10 años en la radio como parte del dúo Chicharito y Sopeira, en las voces de Federico Piñero y Alberto Garrido. Otro personaje radial fue el Doctor Chapotín, creado para la emisora CMQ en 1947, y que retomaría más tarde para la televisión. Desde 1979 hasta su muerte participó también en el programa Alegrías de Sobremesa.

En cine incursionó en:
1950 - Qué suerte tiene el cubano

1959 - Nuestro hombre en La Habana con Noel Coward, Alec Guinness y Mauren O’Hara.

1977 - Son o no Son.

1982 - Patakín (quiere decir ¡fábula!).

1989 - Adelante Robinson! (¡Hagyjátok Robinsont!), coproducción Hungría – Cuba.

Es en la televisión, junto al teatro, fue donde Enrique Arredondo hizo sus mayores y más recordados aportes. Comenzó en 1956 en los programas Sitio Alegre, Mi familia, El show del mediodía, y posteriormente en el programa dominical Revista Regalías. En 1961 retomó su carrera teatral durante algunos años, volviendo a su papel de Negrito. Cuando regresa a la televisión comienza a incorporar nuevos personajes.

Surge entonces el guapo Cheo Malanga en el programa San Nicolás del Peladero, así como el regreso del Doctor Chapotín. En 1969 se incorpora al elenco de un programa muy popular conocido como Detrás de la fachada, donde creó a Bernabé, el más conocido y popular de sus personajes.

Por aquellos años se las arregló para suplir la prohibición tácita de decir "morcillas" (chistes improvisados) con la introducción de frases que, repetidas, fueron haciéndose clásicas y de manejo popular.

En 1981 la editorial Letras Cubanas publicó La vida de un comediante, autobiografía escrita por Enrique Arredondo donde narra su vida personal y artística hasta 1979.