Cástor Vispo

La Coruña, ¿? – La Habana, 1966.
Humorista escénico, literario y audiovisual cubano.

Castor Vispo. Fue un escritor y actor cubano nacido en España y radicado en Cuba desde la primeras décadas del siglo XX.

A los 18 años llega a Cuba para reunirse con familiares que se encontraban en la isla. Rápidamente aprendió y comprendió las esencias de la cultura popular cubana de aquellos tiempos, se identificó con la idiosincrasia, dichos y modismos del pícaro cubano y supo como volcarlas paulatinamente a través de personajes, lo cual es algo destacable pues sin ser cubano, hizo un humor cubano

La historia de este escritor se vincula también desde las primeras décadas del siglo XX, con la prensa escrita, la caricatura, el teatro y la radio cubanas, aunque para muchos fue solo el guionista radial.

Al surgir el semanario La Semana, envió al mismo unos versos que no se publicaron pero que le valieron el ingreso en la redacción y más tarde las creaciones serían leídas en toda Cuba. En dicha publicación creó el personaje denominado El Barón del calzoncillo encantado que más adelante adaptó para RHC Cadena Azul.

En 1937, tras Las Aventuras de Chan Li Po en CMK, Radiodifusión O’Shea, estrenó en la misma emisora la serie humorística Rudersindo Rodríguez, Rudy Rod con el apelativo del detective gallego de Santa Marta de Ortigueira.

El 29 de agosto de 1938, deviene como co-fundador del Semanario humorístico Zig Zag.

En 1941, gestó el programa radial La Tremenda Corte, el principal éxito en el ámbito radial y el ingreso a las tablas, escenario donde simultaneó diversos éxitos mediáticos. Esta obra con múltiples réplicas a través del tiempo en la radio cubana, ha circulado también por variados espacios culturales en América Latina.

También escribió varias comedias que fueron presentadas en el Teatro Martí en 1942 por la compañía de teatro Leopoldo Fernández.

En 1944, se estrenó en el cine Fausto de La Habana, el filme Hitler soy yo, considerado como uno de los mejores filmes hechos hasta entonces y que contó con el guión de este escritor.

En 1947 obtuvo en Cuba un premio al compositor más destacado del año. En 1948,creó entre otros espectáculos humorísticos para RHC Cadena Azul, Tiburcio Santamaría: El vigilante poeta de la novena Estación de Policía, y posteriormente La verdad desnuda.