Pío V

El Papa Pío V promulgó un decreto contra la risa “sin moderación” en la Iglesia, en 1852.

San Carlos Borromeo y otros representantes de la contrarreforma lo confirmaron.