Rius

Michoacán, 1934 - Morelos, 2017.
Humorista gráfico y literario mexicano.

Eduardo Humberto del Río García fue un popular caricaturistahistorietista y escritor, que publicó con el pseudónimo de Rius, cientos de libros que permanecen siendo muy populares, especialmente entre los lectores mexicanos.

De formación autodidacta, empezó a publicar sus primeras caricaturas en 1955 en la revista Ja-Já. Desde entonces, colaboró en casi todas las revistas importantes de México, como Proceso, Siempre!, Sucesos o Política; en periódicos tanto derechistas como de izquierda: Proceso, El Universal, Ovaciones, La Prensa y La Jornada. Creó revistas de humor político y blanco: La Gallina, Marca Diablo, La Garrapata, El Chahuistle y El Chamuco y Los hijos del averno.

Hizo dos historietas famosas : Los Supermachos y Los Agachados caracterizadas por numerosas críticas al gobierno mexicano. 

Sus libros fueron muy populares principalmente por su humor, lo cual llamaba la atención general de los lectores, por su simplicidad y agudeza intelectual. Daba una valorización a sus temas sin dificultad.

En 1970, la primera edición en inglés de Rius fue el libro Cuba para principiantes, una historieta humorística cómica en donde se hacía presentación de la historia de Cuba y la revolución, siendo publicado en los Estados Unidos como "Cuba for Beginners". 

La publicación en 1976 en inglés de "Marx for Begginners", una traducción de su obra "Marx para principiantes (1972), una historieta cómica que representaba la vida y las ideas de Karl Marx, llegando a ser un bestseller y que dio un impulso para las series de libros For Beginners para escritores y lectores y más tarde un libro ícono.

Sus éxitos y larga carrera lo hicieron un punto de referencia para las nuevas generaciones de caricaturistas políticos en México. 

Sus ilustraciones aparecen realizadas con un trazo ágil y espontáneo, de ejecución rápida y directa, quizás a consecuencia de la velocidad a que se vio obligado a realizar su tarea (él mismo se refería a su trabajo como «horrorosos monos»), pero que dotó a sus historietas de una frescura característica. Su grafismo se sitúa dentro de la línea realista, perfilando a sus personajes a partir del menor número posible de recursos, permitiendo al lector reconocer inmediatamente al político cacique y al honrado trabajador. Los fondos de las viñetas están resueltos a través de líneas sencillas.

Recibió varios importantes premios por su carrera.