Grock

Cantón de Berna, 1880 - Imperia, Italia, 1959.
Humorista escénico suizo.

Grock era el apodo de Karl Adrien Wettach, artista circense, acróbata, músico y escritor. Pero su fama mundial la consigue como payaso. Publicó en 1948 “Sin bromas” y en 1956 “No es posible”, su expresión habitual al finalizar cada actuación.

Su payaso de tipo Augusto actuó con diferentes compañeros en circos, teatros y teatros de variedades durante casi 60 años. El músico virtuoso, podía tocar 24 instrumentos y hablar varios idiomas, se convirtió en rey de los clowns a principios de siglo. 

Grock era un clown cuyos números con el piano y el violín se convirtieron en proverbiales.

Perfeccionó las aventuras de un bobalicón con instrumentos musicales que hizo reír a muchas audiencias europeas -con su problema por saber dónde habían ido las cuerdas cuando sostenía su violín con el lado contrario hacía arriba.

Grock escribió varios libros, entre ellos su autobiografía, Die Memorien des Königs der Clowns (Las memorias del rey de los payasos). Sus actuaciones han sido conservadas en una película.