Entrevista a Karry Carrión

Pepe Pelayo
Creador y estudioso de la teoría y la aplicación del humor.
Karry Carrión

Adoro el trazo suelto, espontáneo, humano e imperfecto como mi propia vida

Me fascina Perú por: Machu Pichu, el Cuzco, el Camino del Inca, la selva, su gran Historia precolombina, la Lima Colonial, sus valsesitos, su literatura, ¡su gastronomía! Y por supuesto, su gente. Pero no fue por nada de lo anterior que escogí a este artista para “dialocar” hoy. Lo hice por su talento, su sentido del humor, su personalidad, su humildad, sencillez y su sincera amistad. Confieso que siento tremendo placer y orgullo entrevistar al multipremiado humorista gráfico peruano, Karry Carrión.

Y sin más introducción, paso a las preguntas…

PP: Querido, amigo, ¿puedes presentarte tú mismo, por si existiera un lector de Humor Sapiens que no te conociera?

KARRY: Soy un humorista gráfico, historietista y gestor cultural. Nací en Lima, Perú. El amor por el arte y la música clásica es por mi padre. La picardía, el humor, la joda, por mi madre. Me independicé a los 19 años. Me fue imposible estudiar en una escuela de arte. Aprendí solo y encerrado entre libros de humor y revistas de comics, sumergido en la búsqueda y el descubrimiento de mi pasión por el humor gráfico, por las historietas. Soy autodidacta. Mi mejor escuela fue publicar y publicar sin parar en los medios más populares de alta lectoría. Desde los años 80 he publicado en 15 periódicos y revistas de humor, bajo los seudónimos: “Carr”, “Carrión”, “Julán”. Hubo tiempos en que las circunstancias me obligaban a dibujar para 4 periódicos a la vez con diferentes firmas y estilos. ¡Disfrutaba esa bendita locura!

En los años 90 nace “Karry” para el Perú y el mundo. Gracias a las tiras cómicas más emblemáticas de mi historia gráfica: “Simeón” y “La Combi Asesina”, logre cierta celebridad y una decidida posición en este difícil mercado, manejando dos lenguajes: uno universal (sin palabras) y otro lenguaje popular localista (con textos).

Adoro el trazo suelto, espontáneo, humano e imperfecto como mi propia vida. Me divierto buscándole la ironía a las situaciones, para provocar, emocionar, denunciar, reflexionar o simplemente divertir.

Desde el 2005 he sido galardonado con más de 80 premios nacionales e internacionales, He editado más de 15 publicaciones propias.  En el 2021 trabaje para la Red Bull y para la UNESCO-Francia. Soy director de la revista  Trimestral satírica “Monaliza”.

La familia va de la mano. Mi esposa es una gran aliada. Ella también hace arte y emprendimos juntos la escuela de humor y caricatura “Karry Studios. Para dinamizar y divulgar el arte del humor y la caricatura, formamos  y creamos el colectivo artístico “Mochi Comic”. Para variar, dirijo la editorial ISPEKA EDICIONES. Me muevo mucho en Ferias, me encanta la adrenalina de las activaciones artísticas. Hice del humor una forma de vida y una profesión.

PP: Excelente autoretrato, Karry. Si el objetivo era conocerte, ya podemos terminar la entrevista aquí, ja, ja. Pero, no. Quiero que nuestros lectores sepan más de ti, más allá de tu autobiografía. Por ejemplo: ¿has variado, has evolucionado, tu forma de hacer humor, desde tus inicios hasta este momento?

KARRY: Sospecho que sí, hermano. Si antes lo hacía todo rápido, por instinto, ahora pienso más en los cambios de conceptos, tanto en forma como en contenidos.

A partir del año 2005, mis Haikús poderosos de arte y humor cruzaron fronteras, empezaron a obtener premios, reconocimientos. Comenzaron a llegarme invitaciones como jurado a concursos internacionales. Así como también fui invitado en varias exhibiciones colectivas internacionales. Todo eso nutre, amigo mío.

Sospecho que hubo una evolución. Para ilustrarlo destaco un comentario  publicado en uno de mis libros. Me refiero a las palabras del maestro Juan Acevedo, uno de los más importantes estudiosos del humor y de la historieta peruana, que lo resume todo en una: Karry es un humorista gráfico muy peculiar, que ha sabido nutrirse del humor de nuestras calles y elevarlo a una dimensión universal, uniendo la savia popular y la elitista.

PP: Yo no tengo dudas de eso, hermano. Pero me gustaría saber: ¿crees que tienes influencia definida, clara, de colegas vivos o históricos?

KARRY: Mi primera influencia seria mi padre. El color, el arte, ya estaba en mi ADN. Mi padre, “Julkar”, fue un pintor surrealista, egresado de la Escuela de Bellas artes. Un loco de las formas y lo absurdo.

Te cuento que en los años 80 me entro la onda de ser Historietista de humor, de aventuras infantiles. Quería ser un Uderzo, un Willy Eisner, pero de leyendas peruanas, como mis coterráneos Crose o Hernán Bartra.

Luego en los años 90, mis referentes eran: Quino, Mordillo, Caloi, Sempé, Steiberg, Palomo…

Cuando decidí dedicarme al humor gráfico por entero, algunos colegas decían que el Perú perdió un gran Historietista de aventuras de humor. jejejejee… ¡Cosa que no me la creo!

PP: Pues yo sí me lo creo. Entonces, ¿te sientes feliz y realizado con tu carrera en el humor, con tantísimos premios? ¿Qué sientes saber que eres uno de los más reconocidos humoristas gráficos peruanos de todos los tiempos? (Te conozco y sé que no eres soberbio ni autosuficiente, pero tampoco seas muy modesto ahora, por favor).

KARRY: No voy a negarte que soy dichoso y muy honrado de trascender con mis cartones humorísticos en el mundo. El ego siempre lo he tenido detrás de mis trabajos. Los premios no son para mi sino para mis viñetas, que son consecuencias de un proceso afortunado en ideas y dibujo. El hecho de ser elegido entre miles de cartoons por un jurado internacional, es emocionante. Pero lo más rico es el abrazo de la familia y de los colegas cuando ganas uno importante. Con los pasos de los años entendí que cuando amas algo de verdad y le das todo tu tiempo y dedicación, como si fuera tu novia, al final eres correspondido.

PP: Tu esposa debe estar celosa de esta novia, ¿no? No, claro que no. Ya me dijiste que te acompaña siempre en tus "locuras" y además, es artista también. Pero continúo. Mira, tú te has especializado en viñetas editoriales y en humor general. ¿Cuál te es más difícil de hacer? ¿Con cuál de ellos disfrutas más en tu creación? ¿Cuáles son las diferencias entre ambas?

KARRY: Mi producción gráfica se sustenta en dos pilares: el humor mudo y el humor con texto. He escuchado decir que hacer humor mudo es más difícil, pues para mí se me hace fácil. Disfruto la libertad de generar humor sin palabras en todos sus géneros, me divierto más. Especialmente para los concursos, exploro, cambio de estilos, de conceptos, juego mucho con lo absurdo visualmente.

En cambio con los cartones editoriales del día a día me siento encasillado, me autocensuro por ajustarme al contexto periodístico. Toco todos los temas de actualidad socio política. Son muchos años dentro del periodismo nacional reflejando la época. Desde los años 80, imagínate. Actualmente público en el “Trome”,  el periódico más vendido de Iberoamérica. Por eso tienes que pensar bien lo que vas a opinar. Mi columna tiene que conectar con la gente y me funciona, porque conozco el habla y los códigos de los barrios más populares. Desde muy adolescente fui un “pata de perro”, nací en un barrio muy criollo de Lima: “El palomar”. Gente con harta chispa, jergas y todo su “recuteco” de sabor nacional. Las calles me hizo humorista.

La diferencia es que las viñetas editoriales tienen una caducidad, cuando la notica muere, muere el chiste. Mientras que el Humor general y atemporal, ¡dura siempre!

PP: Te confieso que me encantó leer la palabra “recuteco”. No conocía ese peruanismo. Lo “googleé” y vi que era: “individuo que tiene experiencia callejera, esquina, experiencia de vida". Exactamente lo que nos contabas. Ahora yo también me defino como recuteco. Pero saliéndonos de ese4 tema, dime, ¿cuál ha sido el mejor y el peor momento en tu carrera dentro del humor?

KARRY: El mejor momento fue traspasar las fronteras y publicar en plataformas especializadas como “Cartooning for Peace” (Francia), en “Cartoon Movemente” (Holanda), “Toonpool.com” (Alemania), “Club de la caricatura latina” (México) y ser representante de Perú, invitado por Union of World Cartoonist (Turquía).

Los peores momentos fueron las censuras en los años 2006 y 2007. Tuve que renunciar a un periódico donde laboraba desde los años 90.

Te cuento que tenía una sección “Karrycaturas”, de humor general. Varias de esas viñetas fueron premiadas años después. Pero, lamentablemente, cambiaron de director y me pidieron… ¡que mi sección “Karrycaturas” fuera política!

Bueno, cambié de giro y desenvainé mi pluma criticando al gobierno de turno, al de Alan García. Y pasó lo que tenía que pasar. Los editores eran partidarios de ese gobierno y me aseguraron que solo publicarían un “humor de franela” al  gobierno Aprista. Fue una decisión miope del director de aquel entonces. Tuve que irme del periódico que era como mi familia. Me brindaron todo para desarrollar mi lenguaje propio durante 18 años. Eternamente agradecido con los dueños. Ahí nació el seudónimo de “Karry”. 

PP: Me alegro de tus buenos momentos, pero me enojan esas cosas extra artísticas que nos dificultan nuestros caminos como creadores. Pero voy ahora con varias preguntas en una: ¿cómo ves la salud del humor gráfico en la actualidad? ¿Hay suficientes espacios para publicar? ¿Lo que se publica es casi siempre de buena calidad? ¿Ve mucha diferencia entre el humor creado para los concursos y el resto? ¿Hay suficiente público consumidor?

KARRY: Lamentablemente, hay pocos espacios en los medios impresos para desarrollarse y vivir del humor. Pero tenemos la maravilla del internet, especialmente para los nuevos talentos, dónde pueden mostrarse sin restricciones. Claro, no siempre lo que se ve es bueno. A algunos les falta el oficio que dan los años. Las redes sociales han ayudado mucho a que el humor gráfico tenga más visibilidad. Pero cobrar y vivir por lo que subas a tus redes, sigue siendo el interminable rompecabezas.

El humor para los concursos tiene que tener un cien por ciento de originalidad y de gran factura, mientras que una viñeta editorial su tratamiento es diferente, pero sin perder calidad. Los editores no pueden ser tan ciegos. Estamos en una época totalmente visual, deben reconocer la función del humor como catalizador de nuestra sociedad, y que vuelva adquirir ese protagonismo que siempre tuvo. Sería genial que aparezcan nuevas publicaciones para captar nuevas generaciones de consumidores.

PP: De acuerdo en todo, hermano. Ahora, ¿tenemos mucha censura en los medios y en el público de estos tiempos? ¿Mucha autocensura? Y para usar la pregunta de moda: ¿cuáles son los límites del humor?

KARRY: Mi querido amigo, Cuando la palabra LIBERTAD se pronuncia demasiado alto se convierte en un grito subversivo, hacer caricaturas políticas conlleva una gran responsabilidad.

Estamos en un mundo donde los falsos moralistas, trolls que a través de sus haters se levantan ofendidos cuando caricaturizas a su líder corrupto, pidiendo la cabeza del autor en una bandeja a los editores de un medio impreso o digital.

Dicen que las caricaturas políticas nacieron con la democracia, pero es mentira. Los editores que nos respaldan deberían ser más valientes en enfrentar la intolerancia y no silenciar nuestra opiniones gráficas.

Hay temas delicados que nos se pueden tocar.

PP: Ahora te cambio a un tema más de forma que de contenido: ¿crees que la caricatura personal, la viñeta editorial, la llamada caricatura o caricatura de humor en general, la tira cómica, el cómic, la fotografía de humor (y sus modalidades dentro de ella), etc., son formas que están contenidas dentro del "humor gráfico"? ¿O algunas no caen dentro de ese concepto?

KARRY: La comunicación visual es indudablemente el centro del humor gráfico. Cualquier modalidad o forma que ayude a traducir esa idea humorística y logre comunicar, conectando esa convergencia entre la inteligencia del humorista y la del espectador, es válido.

PP: Creo que formulé una pregunta más extensa que tu respuesta. Tengo que aprender más del arte de entrevistar. En fin, volvamos a lo nuestro. Mira, sabemos que el trabajo ideal del humor gráfico es el que muestra una factura perfecta y un contenido que nos hace sonreír y pensar. Pero a menudo vemos una magnífica idea expresada con una factura pobre y viceversa, un trabajo impecable en términos de forma, pero con una idea débil. ¿Cuál de estas dos últimas variantes aceptas mejor? ¿O ninguna o ellas? ¿Por qué? (Volví a caer en lo mismo: pregunta larguísima. Ojalá no respondas breve). 

KARRY: Para mi la IDEA es la esencia. Si el mensaje es potente, obvio que tiene ir acompañado de una fuerza visual, acompañada de la técnica adecuada para ser leída e interpretada por todos.

PP: ¡Respuesta más corta aún!, Ja, ja, me tengo que retirar. Pero no te preocupes tú, hermano. Tú estás bien, yo solo estoy bromeando... Querido amigo, llegó un momento importante para ti, lo sé. Quiero que me cuentes sobre tu nuevo proyecto, ese al que has decidido dedicarte en cuerpo y alma. Por favor, dime: ¿en qué consiste? ¿Cómo se te ocurrió? ¿Qué has hecho ya? ¿Cuáles son tus metas? En fin, cuéntanos todo. Y ojalá nos des alguna primicia.

KARRY: Un 12 de julio del año 2022, nos juntamos Martin Isla, dibujante, investigador, compilador, coleccionista, autor del blog “Mundo Comics”, especializado en temas y autores de la Historieta Peruana. También Javier Peralta, editor, impresor, director de la revista “Conexión” y Karry Carrión. Ese día creamos ISPEKA EDICIONES, una editorial que nace con la única intención de recordar, revalorar y apoyar a la Historieta Peruana. Una editorial dedicada a rescatar las obras de los historietista y humoristas peruanos del siglo xx, ya que ninguna otra editorial se ha tomado el interés de destacar las obras de los Grandes Maestros. Las editoriales actuales, solo se llenan los bolsillos inflando y explotando a jóvenes historietistas, más entusiastas que profesionales.

Nuestro objetivo es poner en el tapete el legado artístico de los que nos precedieron y abrieron la senda del humor y la Historieta Peruana, para que nuestras nuevas generaciones puedan conocerlos y sepan enorgullecerse de lo nuestro.

Como director de ISPEKA, puedo decir que este proyecto tiene un compromiso y una promesa de vida: difundir parte del inmenso legado de maestros entrañables, de colegas y amigos que trabajaron codo a codo con este pechito.

Nuestro primer libro fue “Dibujantes peruanos 1”. Luego vendrían “La Combi Asesina”, “Humorgue” y el primer libro de antología gráfica "Nebver in the life", del maestro Nebver Sanmartín.

Para empezar, creo que editar cuatro títulos en cuatro meses es bastante.

La primicia es que para febrero ya estaremos presentando por todo lo alto “Dibujantes peruanos 2”. Más de 100 páginas a todo color. La primera fue un éxito total.  Y en setiembre, si todo va bien, saldría otra antología grafica de 200 páginas, del más grande humorista peruano de todos los tiempos. Crose.

Compartir la nostalgia de su humor criollo que nos acompañó los domingos por los años 60-70 y 80: "Domingueando con Crose”.

PP: Te felicito, hermano. Es un proyecto hermosísimo. Es un maravilloso aporte al humor peruano, al latinoamericano y al mundial. De más está decirte que te deseo el mayor de los éxitos con eso. Y cuanta conmigo y con Humor Sapiens para ayudar en lo que sea. Pero para ir cerrando este “diáloco”, dentro del humor, ¿qué te gustaría hacer que no hayas hecho? (incluso puede ser hasta incursionar en otras modalidades).

KARRY: Siempre quise ser comediante. Pero no tengo la capacidad que tienes. Así que hice de mi vida una comedia. Me pase actuando y riéndome de mi mismo, je,jejejeje.

PP: Discúlpame, pero creo que puedes actuar. En la vida cotidiana eres muy apasionado, extrovertido. Me parece que te sería fácil hacer comedia en escena. Prueba a ver. No me sorprendería que también tuvieras tremendo éxito… Y como última pregunta, ¿hay alguna pregunta que no te haya hecho y que te hubiera gustado que te hiciera? Si es así, ¿puedes responderla ahora?

KARRY: Sí, claro. La pregunta sería: ¿hay nuevas generaciones que hagan humor gráfico en Perú?

Y la respondo preocupado: se perfila un horizonte sombrío para el humor gráfico peruano.

Detrás de nuestra generación que se está yendo, existe un vacío. No hay futuras generaciones, no veo humoristas de gran factura en mi país. No veo figurar a uno menor de 30 años. La mayoría de jóvenes incursiona y se quedan en las historietas. Seguimos vigentes en los medios los mismos de siempre. Desde hace medio siglo que aún se mantienen con la misma calidad, incluso algunos han evolucionado. Eso no quiere decir que tengamos que irnos los diez profesionales que hay, para dar paso a los jóvenes. Lo que sucede es que no hay nuevas propuestas y eso entristece. Pero veo una lucecita en los concursos internacionales. Y he chequeado unos cinco nombres nuevos. No hay más, lamentablemente.

Querido PP agradezco inmensamente tu entrevista y tu gran complicidad en estos caminos del humor. Espero que mis palabras puedan aportar algo en tu leído y famoso Boletín del Humor.

¡Abrazo KARRYñoso!

PP: No, hermano, el agradecido soy yo. Sé que estás complicadísimo en lo laboral y personal, por lo que dedicarme tanto tiempo y neuronas fue un esfuerzo para ti y, repito, te lo agredezco de corazón.

Y de que aportaste, no lo dudes. Te confieso que si nuestro Boletín y nuestro sitio web es tan leído y famoso como dices, es precisamente por el aporte de los grandes Maestros del Humor, de grandes amigos como tú.

¡Abrazo Karrybeño!

 

Imagen
karry.jpg

Karry

Imagen
ispeka_n.jpg

Editorial ISPEKA

Imagen
militar.png

Militar

Imagen
BETOVEN COMERCIALkarry.jpg

Beethoven comercial

Imagen
smogkarry.jpg

Smog

Imagen
steve jobskarry.jpg

Steve Jobs

Imagen
hambrekarry.JPG

Hambre

Imagen
HAMBRE ONUkarry.jpg

Hambre ONU

Imagen
corrupciónkarry.jpg

Corrupción inglesa

Imagen
chimeneakarry.jpg

Chimenea

Imagen
calentamientokarry.jpg

Calentamiento

Imagen
cambio climaticokarry.jpg

Cambio climático

Imagen
codigokarry qr.jpg

Código

Imagen
draculadakarry.jpg

Draculada

Imagen
pagina 1Bkarry.jpg

Comic Karry