La risa puede ser sádica

Durante la Segunda Guerra Mundial, los soldados nazis, en particular los de la Gestapo, eran conocidos por reírse a carcajadas del comportamiento de pánico de los judíos que intentaban huir de ellos. (Herbert Lefcourt, 2001)

En África, los miembros de una tribu nómada de montaña, durante un período de hambre y miseria, se reían a carcajadas del sufrimiento de individuos que normalmente sería de esperar despertaran simpatía. (Colin Turnbull, 1972)

En una ocasión, un grupo de gente se rió estrepitosamente del espectáculo de una mujer anciana ciega, retorciéndose después de haber perdido el equilibrio y caído por un precipicio desde un sendero escarpado. (Rod. A. Martin, 2008)