Fatty Arbuckle

Kansas, 1887 – Nueva York, 1933.
Humorista escénico y audiovisual estadounidense.

Roscoe Conkling Arbuckle más conocido como Fatty Arbuckle, fue un actor cómico estadounidense del cine mudo. Fue uno de los actores más populares de su época.

Ya acumulaba varios años de experiencia en el Vodevil, incluyendo trabajos en el Idora Park de Oakland, California, cuando empezó su carrera cinematográfica con la compañía Selig Polyscope. Allí adquirió el sobrenombre de Fatty (Gordito), a causa de su gordura.

Apareció esporádicamente en cortos de un rollo de Selig hasta 1913, y, después de una breve estancia en Universal, se convertiría en una de las estrellas de los Keystones Kops, del director-productor Mack Sennett.

Con el impulso de Sennet, Arbuckle alcanzó el estrellato con la serie de comedias Fatty and Mabel, donde hacía pareja con Mabel Normand, esposa de Sennett. En 1916 Arbuckle era una estrella tan conocida como Charles Chaplin, y la Paramount le ofreció el control total de sus películas, además de crear la Comique Film Corporation exclusivamente para él, acontecimiento único en la industria de la época.

A pesar de su gordura, Arbuckle era sorprendentemente ágil y gozaba de un gran dominio de su físico. Sus comedias son conocidas por su rapidez y dinamismo, llenas de escenas de persecuciones y muchos gags visuales. Arbuckle estaba particularmente encariñado con el momento llamado pastel en la cara, un cliché de la historia de la comedia muda.

Según la leyenda, Arbuckle creó este gag después de un encuentro con el ejército de Pancho Villa en Río Grande, durante una actuación en El Paso, Texas. La historia cuenta que los Arbuckle estaban haciendo un picnic cerca del río cuando ellos y los hombres de Villa, que estaban en la otra orilla, empezaron a arrojarse frutas a uno y otro lado del río. El momento estelar fue cuando Arbuckle derribó a uno de los hombres de su caballo arrojándole un manojo de plátanos, cosa que hizo que a Villa le entrara un ataque de risa

Arbuckle proporcionó a Buster Keaton su primer papel en la industria del cine, con el corto de 1917 The Butcher Boy. Ambos cómicos forjaron una estrecha amistad.

En su autobiografía, Keaton describió a Arbuckle como un hombre de naturaleza bromista, y artífice, junto al propio Keaton, de elaborados gags y esquemas cómicos que pusieron al servicio de figuras de la comedia del cine sonoro (que significó la casi desaparición de ambos cómicos como estrellas de cine).