Erminio Macario

Turín, 1902 – Ibídem, 1980.
Humorista escénico y audiovisual italiano.

Fue actor y humorista teatral, cinematográfico y televisivo. A lo largo de su larga carrera trabajó en unos cincuenta espectáculos teatrales y de variedades, así como en revistas, comedias musicales y teatro convencional. Alcanzó pronto el éxito, y descubrió a numerosas soubrettes. También prestó su personalidad surrealista al cine y a la televisión, adoptando a menudo el idioma piamontés para sus personajes y sus caricaturas.

Su primer gran paso lo dio en 1925 cuando la famosa soubrette Isa Bluette lo descubrió, contratándole para actuar en su compañía como "cómico grotesco". 

De modo gradual Macario fue diseñando una comicidad personal, compuesta por una máscara cuyas características más evidentes eran un mechón de pelo en la frente, los ojos redondos y sus andares de holgazán.

Gracias a sus relevantes dotes escénicas y a su mímica y comicidad, en breve tiempo Macario pasó a ser el protagonista más famoso de la revista italiana, tanto como para ser consagrado como el "Rey de la revista", con espectáculos ejemplares por la riqueza de la puesta en escena, el vestuario, la música y, sobre todo, por las mujeres que componían su cuerpo de baile.

A partir de mediados de la década de 1950, sin embargo, la revista cedió puestos a la nueva comedia musical, al cambiar los gustos y tendencias del público. Tras el récord de taquilla alcanzado con Made in Italy (1953, que también marcaba su regreso junto a Wanda Osiris) y Tutte donne meno io(1955, en la cual Macario era el único hombre, acompañado de casi cuarenta chicas), el cómico se dedicó a la comedia musical.

Paralelamente incursionaba en el cine. Su, Imputato, alzatevi! (1939), tuvo mucho éxito. Quizás en este film, por primera vez en la historia del cine italiano, puede hablarse de humor surrealista.

Macario llegó al cine con todas las características físicas y expresivas ya experimentadas en el teatro, construyendo un personaje sencillo e ingenuo, a veces melancólico, pero siempre optimista y confiado. El éxito en la gran pantalla continuó hasta los primeros años cincuenta, primero con la taquillera Come persi la guerra (1947), y después con L'eroe della strada (1948) y Come scopersi l'America (1949). 

En sus últimos años Macario se dedicó a la formación de un teatro propio, La Bomboniera (Turín), que inauguró en 1977 con la comedia "Sganarello medicosifaperdire",

También actuó en televisión, siendo uno de los protagonistas de Carosello hasta 1978. En 1974 trabajó en Milleluci, con Mina y Raffaella Carrà, producción dedicada al género de variedades, y en 1975 protagonizó otro programa de variedades, Macario uno e due. En 1978 la Rai le homenajeó con Macario più, una producción de seis episodios en la cual el actor hacía un recorrido por las etapas de su larga carrera. Finalmente, en 1979protagonizó durante unos meses el espectáculo televisivo Buonasera con...Erminio Macario, con dirección de Mauro Macario.