Pepe Pelayo, 40 años de creatividad humorística

Osvaldo Macedo de Sousa
Historiador, escritor, curador, promotor y especialista en humor gráfico.
Pepe Pelayo, 40 años de creatividad humorística

Si la cotidianidad es un equilibrio entre la comedia y la tragedia, en el que la tragicomedia también interfiere en ese equilibrio de la supervivencia humana, es una realidad que el drama acaba pesando más en las elecciones afectivas cotidianas, dando cabida al dramaturgo existencial.

Como animal dramático, el Hombre tiende a cultivar preferentemente los aspectos más oscuros de la existencia, enfatizándolos en la búsqueda de la compasión, el llanto, la complicidad depresiva... Pasar sin esfuerzo al lado oscuro de la visión.

Como contrapunto a este estado de derrota, también está el optimismo vivencial, la comedia filosófica... salvo que la sonrisa, la risa mental y física requieren trabajo, un esfuerzo constante por permanecer en la superficie. Son 48 músculos solo en la cara, los músculos que tenemos que poner en acción, además de todos los demás del resto del cuerpo, así como el despertar de miles de neuronas cómplices del humor. Sí, es más fácil ser trágico que optimista y humorístico, porque si la tragedia es dejar pasar los dramas, experimentar la comedia humana, es una construcción constante, una lucha por la alegría de vivir, por la supervivencia del mejor lado de la humanidad.

Todo esto para decir lo difícil que es el humor, como filosofía existencial de ver la realidad con crudeza y optimismo, manteniendo vivo el humor en cada segundo de respiración viva. Difícil en la autoconstrucción diaria pero, mucho más, en ser también motor de sonrisas en la sociedad que le rodea. Así, celebrar cuarenta años de constante creatividad, de prolífica invención humorística, es un hito importante, no sólo para él, sino también para la sociedad.

Es el caso de Pepe Pelayo, un creativo que ha explorado como pocos el universo del humor, en multitud de estilos y géneros. Dirán que no es el único, sin embargo, tampoco muchos pueden presumir de ello, dentro de la excelencia y diversidad creativa a lo largo de cuatro décadas sorprendiéndonos siempre con su genialidad humorística.

Entonces, ¿quién es este comediante que, entre todos los demás, quiero resaltar aún más? Todos dirán: ¡Sí, es un excelente comediante, habiendo creado/dirigido uno de los grupos de comediantes más importantes surgidos en los años 80 del siglo XX en Latinoamérica…! Sí, ha explorado varios estilos y géneros, ¡todos con gran éxito en el escenario, en la pantalla...! Sí, ha logrado superar las barreras fronterizas geográficas y culturales, creando una obra universal…!!!! Agregaré que, no satisfecho con su creatividad multigénero, internacionalista e irreverente, es también un humilde promotor del arte que tanto ama.

Pepe Paleyo, ese ser inquieto, efervescente, proliferante, es un artista que tiene ese lado “Guiness”, es decir, es uno de los autores con más libros de humor publicados. En el campo de la literatura publicada, ya que los guiones televisivos, las dramaturgias, los chistes para humoristas se pierden en lo efímero de las tecnologías y los espectáculos, tiene una lista de títulos increíble. Así, impreso en papel editorial, Pepe Pelayo cuenta con más de setenta títulos, es decir, más de una decena de obras sobre teoría y prácticas del humor, más diez obras y media dirigidas a adultos y jóvenes y, finalmente, con más de medio centenar de libros infantiles, zona de edad donde pasa gran parte de su tiempo con talleres/charlas/clubes de lectura en la tierra donde vive, Chile.

No satisfecho con ser un gigante de la creatividad con sentido del humor con profundidad filosófica, pedagógica y crítica, se pone en la humilde posición de promover este arte, buscando también resaltar y promover el trabajo de otros, ya sea a través de entrevistas o en colusión. Creativo. Ante todo, es un humilde pedagogo que intenta enseñar sus creativos trucos humorísticos a todo aquel que quiera ser también un comediante o un verdadero pedagogo. Esto resalta su percepción de que, si queremos tener una sociedad democrática, una comunidad irreverentemente pacífica, una humanidad culta y sensible a su entorno, tenemos que enseñar a los niños dónde empieza la mala educación y termina lo cómico, dónde está la visión filosófica de la comedia como antídoto contra la tragedia y la bestialidad intrínseca del animal humano.

No satisfecho con las letras y las palabras, también acabó abrazándose a las artes gráficas (también premiada) con colaboraciones o desarrollando el arte de los fotomontajes humorísticos.

¿Y cómo ha ido haciendo todo esto Pepe Pelayo a lo largo de los años? Uno de sus referentes universales es, sin duda, la web HumorSapiens (que produce con la complicidad de su hijo Alex), donde no solo expone sus ideas humorísticas, sino que da espacio para que publiquen otros pensadores y creadores. Dentro de esta galaxia de internet no podemos dejar de mencionar su otro sitio, htpp:pepepelayo.com o twitter pelayaserias.

En definitiva, son cuarenta años de creatividad humorística, celebrados setenta años después de que José Pelayo Pérez viera, por primera vez, la luz de la sonrisa de sus padres. Todo comenzó en Matanzas/Cuba el 19 de diciembre de 1952, descubrió mundos y con la irreverencia de la adolescencia se embarcó en esta quijotesca búsqueda de esparcir sonrisas, cultivar pensamientos crítico-filosóficos. Cuarenta años de creación e inquietud por difundir el arte de saber detener, ante las cosas, los pensamientos y mirarlos con ojos para ver, deconstruyéndolos de hipocresías y falsedades, avanzando en el mundo con una sonrisa crítica, despierta y consciente.

Pepe Palayo es un gigante mundial del humor, porque como humanista se acerca a todas las ramas de este arte, como creador y teórico, como explorador de todos los universos y técnicas... siendo así un ser único en la historia del humor. Y si es valiosa esta obra palpable, más lo es la semilla que siembra a diario en los jóvenes que, a través de él, descubren el humor, descubren que hay más mundos más allá de la tragedia y que la vida, a pesar de todo, se puede vivir con una sonrisa.

Gracias Pepe por tu existencia, tu arte, tu sonrisa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Copyright © Osvaldo Macedo de Sousa. Publicado en Humor Sapiens con el permiso de su autor. Reservados todos los derechos.
Destacado 4
Activado