Sonrisas falsas vs sonrisas auténticas

Un estudio citado por la Academy of Management Journal, mostró que las personas que más tienen a esconder su malestar son las mujeres, pues su educación las empuja a ser educadas en todo momento, lo cual les genera mayor presión.

El estudio consistió comparar durante dos semanas las sonrisas falsas (actuación superficial) y las sonrisas auténticas (actuación profunda) de un grupo de conductores, según el diario elclarin.com. Para la selección de esta muestra se consideró a personas cuyo trabajo les exigen mantener una sonrisa durante todo el día.

Los resultados fueron reveladores: mientras que las sonrisas falsas deterioraban el estado de ánimo de las personas, las sonrisas auténticas mejoraban su humor y aumentaban su productividad. Esto sucede, según el investigador Brent Scott, porque los individuos que buscan omitir sus pensamientos negativos los terminan haciendo más persistentes.

Por ello es importante realizar un empleo que se disfruta, a fin de mantener una sonrisa auténtica por más tiempo.