Risa y mapa cerebral

Estudios ubican la zona del cerebro para la risa. Vinod Goel, de la Universidad de Alberdeen, en Estados Unidos, y Ray Dolan, del Instituto de Neurología de Londres, publicaron en Nature Neuroscience una investigación sobre este rincón cerebral: se trata del córtex prefrontal medial, detrás de nuestra frente. Los científicos comprobaron, por medio de resonancia magnética, qué sucedía en el cerebro de 14 voluntarios a quienes se intentó hacer reír contándoles 60 chistes de dos clases: unos basados en palabras de “doble sentido” y otros literales: la información se procesaba por distintos caminos neuronales, pero confluía en el córtex prefrontal medial.

Los investigadores registraron imágenes de los cambios en la oxigenación sanguínea que, cuando hay risas, acompañan la actividad mental. Las neuronas reaccionaban con mayor intensidad cuanto más gracia les hacía el chiste, el cual primero se “entiende”, o sea, se procesa a un nivel cognitivo. Cuando esa señal llega al córtex, arriba también la respuesta de placer emocional, el humor, la risa. Uno de los datos cruciales es que en esta zona del cerebro viven sus más sofisticadas funciones, las que nos vuelven humanos. La risa está conectada con el hemisferio derecho, responsable de la creatividad, la intuición, el arte y el juego.