Risa contagiosa

Investigación hecha en la Universidad de Nevada, Estados Unidos.

Allí se llevó a cabo un experimento en el que participaron 162 voluntarios cuyas expresiones faciales fueron filmadas mientras veían una película cómica. Se hicieron diferentes pruebas a los participantes cuando se encontraban solos y estando acompañados.

Los resultados mostraron que la frecuencia y duración de la risa era significativamente superiores cuando los sujetos estaban acompañados, en comparación a cuando se encontraban solos, a pesar de que la valoración sobre la comicidad de la película fuera la misma en las dos ocasiones. La risa es contagiosa y uno se ríe más al escuchar otras risas. De ahí la idea de risa “enlatada” en programas de televisión.