Mal humor y obesidad

El nutriólogo Juan Manuel Romero Villa, afirmó que cuando estamos enojados, el organismo segrega adrenalina y cortisol que ocasionan un proceso de inflamación, esto hace que las células no puedan liberar energía y cuando no la liberan, el peso se incrementa.

Durante la presentación de su libro “El que se enoja engorda”, en la Universidad Iberoamericana de Puebla, el autor mostró su obra como resultado de su investigación académica y trayectoria profesional.

Su propuesta se basa en su experiencia de más de 14 años, periodo en el que ha detectado que algunos pacientes presentan como rasgo común en su padecimiento de obesidad, el tema del enojo.

Romero Villa comentó que existe una relación directa entre vivir en el enojo y la obesidad. “No solamente se trata de una emoción, el enojo es duelo y a veces también dolor”, indicó.