Ironía, sarcasmo y creatividad

Se trata de una forma elevada de humor. Un estudio de la Escuela de Negocios de Harvard avala la teoría de que quienes usan la ironía o el sarcasmo poseen un cerebro más poderoso y están familiarizados con el pensamiento creativo. «Para crear o codificar la ironía es necesario superar la contradicción entre el significado literal y el real de una expresión», explica Francesca Gino, principal autora del estudio. «Este proceso está conectado con el esfuerzo de abstracción que a su vez estimula el pensamiento creativo».