Investigaciones científicas sobre el humor

Les mostramos aquí la síntesis de los resultados de variados estudios y experimentos realizados por especialistas del mundo entrero sobre la Risa y el Humor.

Hemos recopilado ya 75 investigaciones. Le agradeceríamos –si conoce alguna otra-, que nos la envíe para enriquecer el listado. Aseguramos darle el crédito, si así lo desea.

La risa enriquece las reuniones de trabajo

Las reuniones divertidas conducen a una mejor comunicación y a nuevas ideas, según un estudio de la Universidad de Amsterdam y la Universidad de Nebraska en Omaha.

Nale Lehmann-Willenbrock, autor principal del estudio, y su equipo observaron 54 vídeos grabados de reuniones de empleados en dos empresas alemanas. Estas reuniones mensuales fueron organizadas por los equipos dentro de la organización y sus supervisores generalmente no estaban presentes.

Se observó que los patrones de humor-risa-humor abrieron las líneas de comunicación. Es decir, cuando esos momentos de diversión terminaron, los equipos fueron más propensos a proponer nuevas ideas y de hacer preguntas más constructivas.

Se encontró una relación entre las reuniones con humor y el rendimiento: mientras más humor había en las reuniones, mejor era la calificación del equipo. Y esto aplicaba inmediatamente después de la reunión y a futuro, por lo menos los dos años que duró la investigación.

Los perros saben de buen humor

Por primera vez se comprueba científicamente que el perro es capaz de distinguir cuando los humanos están de buen humor o mal humor, a través de gestos de la cara de las personas, de acuerdo con un estudio publicado en la revista Current Biology.

En este estudio se entrenó a los perros para discriminar entre imágenes de la misma persona con expresiones faciales de emociones negativas y positivas.

“Nuestro estudio demuestra que los perros pueden distinguir expresiones de enojo y de alegría y felicidad en los seres humanos y que pueden hacer eso no solo con sus amos, sino con desconocidos también”, dijo Ludwig Huber, autor principal y jefe del grupo del Instituto de Investigación Messerli de la Universidad de Medicina Veterinaria de Viena.

Las investigaciones suponen que al ver ellos una risa, por ejemplo, en el rostro de un humano, lo interpretan como algo positivo.

 

El vino y el buen humor

El vino tinto mejora la memoria y el humor como estado de ánimo en la segunda madurez y en la tercera edad, afirma un nuevo estudio de científicos de varias instituciones estadounidenses y publicado en la revista 'Nature'. El trabajo revela que la razón de esa propiedad estriba en un componente presente en la piel de las uvas rojas, el resveratrol. Se trata de una fitoalexina o compuesto antimicrobiano natural que tiene propiedades antiinflamatorias y angiogénicas, es decir, que ayudan a formar los vasos sanguíneos.

El estudio realizado en ratones en edad avanzada muestra que el tratamiento con resveratrol mejoró las funciones de aprendizaje, memoria y el buen humor. Además, los ratones presentaron mayor desarrollo neurogenético y microvascular. El resveratrol puede modular la plasticidad del hipocampo y suprimir la inflamación crónica de bajo nivel en el mismo, que son las causas principales de las alteraciones perjudiciales de dichas funciones.

Estado de ánimo y productividad

La Universidad de IZA Bonn, de Alemania, y Warwick, del Reino Unido, presentaron en febrero anterior los resultados de un estudio sobre la relación entre la felicidad, el buen humor, y el desempeño laboral.

La investigación reveló que un grupo alegre y feliz aumentó su rendimiento entre un 10 % y 12%.

Además, la Universidad de Harvard en reiteradas ocasiones ha llevado a cabo estudios que demuestran que los progresos de los trabajadores ocurrieron el 76% de los días en que se encontraron de mejor estado de ánimo.

Por el contrario, las equivocaciones solo sucedieron en el 13% de los días de buen humor.

Humor positivo y rigidez mental

Según Harvard Businees Review, los participantes de una investigación que tenían humor positivo se mostraron aproximadamente 50% más propensos que los que estaban en un humor negativo a liberarse de un esquema mental rígido que se les había enseñado a adoptar al resolver problemas numéricos, dice un equipo encabezado por Julia S. Haager, de la Universidad de Múnich, Alemania. Específicamente, los participantes infelices tuvieron menos probabilidad de notar que había un atajo oculto para resolver los problemas. El humor positivo parece reforzar formas alternas de pensar y comportarse, afirman los investigadores.

El té y el buen humor

Un estudio de Unilever, publicado en Food Quality and Preference, desarrolló un estudio sobre los efectos inmediatos del consumo del té y concluyeron que una taza de té negro mejora el estado de ánimo y ayuda en la resolución creativa de problemas.

El foco del estudio se basó en la experiencia de la preparación y el consumo del té. Los resultados fueron reveladores. El grupo que consumió té mostró una mejora en el humor comparada con el grupo que sólo consumió agua. Otras conclusiones fueron que el té también aumenta la creatividad y el tiempo de respuesta para resolver problemas.

La científica Suzanne Einother, quien llevó adelante la investigación explicó: “Estos hallazgos parecen confirmar lo que muchos de nosotros sospechamos: que el momento sagrado del ritual del té puede efectivamente modificar tu humor y puede conducir a otros beneficios como la resolución de problemas en forma creativa. Creemos que este efecto es una combinación de elementos que incluye el ritual de la preparación del té y el sabor y el aroma de su consumo, como así también el simple momento de tomar un descanso. A su vez, estamos trabajando en otros estudios para comprender mejor la naturaleza que los efectos del té tiene en el humor”.

Humor, risa y meditación

En una investigación realizada en la Facultad de Medicina de la Universidad de Loma Linda, en California, se realizó el monitoreo de las ondas cerebrales de quienes contemplaron varios tipos de videoclips.

Fueron de tres variantes: humor, espirituales y perturbadores. De las 31 personas participantes en el estudio, los cerebros de quienes contemplaban los videos humorísticos tenían niveles más elevados de ondas similares a aquellas producidas durante una meditación. Con los videos espirituales, los cerebros examinados presentaron mayores niveles de ondas semejantes a las que aparecen durante el descanso. Los videos perturbadores generaron ondas cerebrales planas, parecidas a cuando no se desea estar en una situación determinada o cuando una persona se siente desapegada o no reacciona.

El humor asociado a la risa crea oscilaciones de las ondas cerebrales de gran amplitud. Es la única frecuencia encontrada en todas las partes del cerebro. Esto habla de cómo el buen humor y la risa provocan su participación total.

Con esta experiencia cerebral integradora se pone en evidencia que las ondas provocadas por el buen humor actúan de forma parecida a la meditación.

La meditación tiene una acción favorable sobre el estrés y reduce la presión arterial. El silencio mental por ella producido puede ser de inestimable ayuda contra la depresión y disminuye la tensión laboral.

Humor de jóvenes vs. humor de ancianos

Una revisión reciente sobre este tema concluye que al parecer los jóvenes y los mayores experimentan el humor de forma distinta. El artículo publicado en la revista Gerontology (2013) resume los hallazgos de varias investigaciones, y explica que las personas mayores parecen disfrutar más que los jóvenes del humor, aunque se ríen menos tiempo y parecen tener más problemas en la comprensión de las bromas o chistes.

Este dato corresponde a un trabajo realizado por la Universidad de Toronto en el que evaluaron las diferencias entre jóvenes y mayores en la capacidad para comprender, apreciar y reaccionar afectivamente ante chistes verbales y no verbales. Además, midieron ciertas capacidades cognitivas como la memoria de trabajo, la flexibilidad cognitiva, la capacidad de abstracción verbal y el escaneo visual, todas ellas implicadas en el procesamiento del humor.

Sonrisas falsas vs sonrisas auténticas

Un estudio citado por la Academy of Management Journal, mostró que las personas que más tienen a esconder su malestar son las mujeres, pues su educación las empuja a ser educadas en todo momento, lo cual les genera mayor presión.

El estudio consistió comparar durante dos semanas las sonrisas falsas (actuación superficial) y las sonrisas auténticas (actuación profunda) de un grupo de conductores, según el diario elclarin.com. Para la selección de esta muestra se consideró a personas cuyo trabajo les exigen mantener una sonrisa durante todo el día.

Los resultados fueron reveladores: mientras que las sonrisas falsas deterioraban el estado de ánimo de las personas, las sonrisas auténticas mejoraban su humor y aumentaban su productividad. Esto sucede, según el investigador Brent Scott, porque los individuos que buscan omitir sus pensamientos negativos los terminan haciendo más persistentes.

Por ello es importante realizar un empleo que se disfruta, a fin de mantener una sonrisa auténtica por más tiempo.

El humor te hace más atractivo(a)

El humor es un indicador de inteligencia y creatividad, rasgos que son importantes para la supervivencia, desde una perspectiva evolutiva. Por lo mismo, esta característica hace más atractiva a las personas. Pero también reírse de las bromas y los chistes. Todo esto fue el producto de una investigación publicada en la revista académica Evolution and Human Behavior. Ahí se señala que tener un estimulado y desarrollado sentido del humor te hace más atractivo para los demás. 
 

Páginas

Índice de Investigaciones