Investigaciones científicas sobre el humor

Les mostramos aquí la síntesis de los resultados de variados estudios y experimentos realizados por especialistas del mundo entrero sobre la Risa y el Humor.

Hemos recopilado ya 75 investigaciones. Le agradeceríamos –si conoce alguna otra-, que nos la envíe para enriquecer el listado. Aseguramos darle el crédito, si así lo desea.

Humor y clima laboral

Tras encuestar a 241 empleados y 70 superiores de 54 empresas, los autores del estudio, publicado en la revista "Grroup & Organization management", han llegado a la conclusión de que si en un equipo de trabajo se mantiene un ambiente conflictivo y las relaciones entre los jefes y sus subordinados son malas, entonces cualquier broma de los superiores será percibida negativamente y empeorará aún más la situación.

"Los gerentes no deben recurrir a bromas para construir buenas relaciones con los subordinados. Es mejor utilizar otros medios: Instrucciones claras, decisiones justas, comentarios útiles sobre el trabajo realizado. Y solo cuando las relaciones ya están construidas, entonces el humor ayuda a mantenerlas", explica el investigador principal Christopher Robert.

Por otra parte, en un equipo donde las relaciones entre los jefes y sus subordinados son buenas, es aceptable cualquier tipo de humor. Tanto las bromas positivas como cínicas aumentan la satisfacción laboral. Sin embargo, los investigadores recuerdan que las bromas sexistas o racistas son una excepción.  

Risa laboral

La importancia del humor en el mundo laboral es un concepto que gana terreno día a día. La efectividad del desarrollo de este concepto depende en un buen grado de la personalidad e inteligencia emocional de los estamentos de una empresa y del mundo laboral en general. Y uno de los factores claves de la inteligencia emocional es el humor.

El humor mejora la calidad de vida: es un factor de crecimiento humano, espiritual. Es una medicina natural que nos hace más alegres y armónicos.

El humor como herramienta fundamental en la convivencia laboral y social.

De acuerdo a una investigación de la International Society for Humor Studies, las personas que ríen en el trabajo son menos propensas a caer en un cuadro de estrés y su productividad es mayor.

La investigación sugiere que la risa aleja los problemas y preocupaciones de la mente, de esta forma cambia la perspectiva que se tiene de la vida.

Reír en el trabajo evita la tensión muscular, reduce el estrés y elimina calorías.

Según los especialistas, cuando estás contento ves el futuro con mayor optimismo y tienes la sensación de que todo saldrá bien. De esta forma te sientes más motivado para concretar tus proyectos.

Humor y marketing

Cada día estamos más expuestos a la publicidad, en cualquier parte, no podemos librarnos de ella: en la marquesina de los autobuses, periódicos, televisión o internet. Las marcas se encuentran inmersas en una batalla por destacar en este maremágnum de publicidad. Dar un toque de humor a una campaña o acción de marketing permite que se potencie el recuerdo de la marca. Según un estudio de Nielsen, del que se hace eco Puro marketing, casi la mitad de los españoles recuerdan los anuncios graciosos, realizados en clave de humor.  El mejor ejemplo es la campaña viral de Evian, bajo el eslogan “baby and me”. 

Inventan aparato para cambiar el estado de ánimo

Todo lo que necesitas es conectar el instrumento, llamado "Thync”, a la frente e instantáneamente comenzará a cambiar tu cerebro. Incluso, una aplicación del iPhone permite elegir qué tipo de humor se quiere experimentar y hasta ajustar su intensidad. Se puede elegir sentirse feliz, buen humor, relajado, concentrado o energizado

Esta invención se basa en la neuro-señalización, un proceso en el cual las ondas de ultrasonido se usan para comunicar con las conexiones neuronales del cerebro, provocando una alteración en el estado de ánimo

La compañía que lo desarrolló fue fundada por un ingeniero y un experto en neurociencia de Standford, MIT, y Harvard, respectivamente. 

“Thync” ha sido testeado en 3.500 personas, tanto en el laboratorio como en la vida real. 

 

Genes y emociones positivas

Un grupo de científicos de la Universidad de Northwestern, en Estados Unidos, ha determinado que nuestros genes son los responsables de nuestra reactividad emocional. Los investigadores analizaron los alelos cortos y largos del gen 5-HTTLPR, que está relacionado con la serotonina, de 336 sujetos.

Si tenemos en cuenta que los seres humanos heredamos un alelo de nuestra madre y otro de nuestro padre, los expertos querían saber si la longitud de éstos tenía una vinculación directa con las emociones positivas. 

De esta forma, este grupo de personas participó en tres experimentos distintos. En el primero tenían que ver una serie de dibujos animados mientras los científicos apuntaban sus reacciones. En el segundo tuvieron que visualizar una comedia, mientras que el tercero consistía en discutir sobre un tema en desacuerdo. 

Las personas con el alelo corto del gen 5-HTTLPR mostraron mayores expresiones emocionales positivas que aquellas con el alelo largo del gen. "Nuestro estudio proporciona una imagen más completa de la vida emocional de las personas con el alelo corto", ha señalado Claudia M. Haase, coautora del estudio.

La gente que tiene alelos cortos pueden ser más vulnerables en un ambiente negativo, mientras que pueden divertirse más en un contexto positivo. Lo mismo ocurre al contrario, a las personas con alelos largos les afectan menos las condiciones ambientales. 

 

Mal humor y obesidad

El nutriólogo Juan Manuel Romero Villa, afirmó que cuando estamos enojados, el organismo segrega adrenalina y cortisol que ocasionan un proceso de inflamación, esto hace que las células no puedan liberar energía y cuando no la liberan, el peso se incrementa.

Durante la presentación de su libro “El que se enoja engorda”, en la Universidad Iberoamericana de Puebla, el autor mostró su obra como resultado de su investigación académica y trayectoria profesional.

Su propuesta se basa en su experiencia de más de 14 años, periodo en el que ha detectado que algunos pacientes presentan como rasgo común en su padecimiento de obesidad, el tema del enojo.

Romero Villa comentó que existe una relación directa entre vivir en el enojo y la obesidad. “No solamente se trata de una emoción, el enojo es duelo y a veces también dolor”, indicó.

El humor y la eficacia de los docentes

El Instituto Nacional de Formación y Capacitación del Magisterio (Inafocam) de la República Dominicana, a través del Departamento de Investigación y Evaluación, presentó en la XVIII Feria Internacional del Libro 2015, los resultados de la investigación: “características personales de los docentes y su relación con la eficacia de aula”.

La investigación permitió identificar que en las áreas educativas hay resultados consistentes que indican la influencia de los factores psico-emocionales en la práctica docente. Este hallazgo se produjo al analizar la relación que tienen algunas variables emocionales del maestro con la eficacia del docente.

La investigación también buscaba determinar el papel específico del humor en el proceso educativo, encontrando una relación positiva entre la competencia o habilidad personal para utilizar el humor por parte del docente y el humor como mecanismo de control de la situación. Además, se ve una correlación positiva entre la eficacia en la enseñanza, la valoración social y las actitudes hacia el humor.

El sudor contagia buen humor

El sudor cumple funciones como la refrigerar y disminuir la temperatura del cuerpo, cuando se encuentra expuesto a altas temperaturas o frente la actividad física, eliminar toxinas, impulsar funciones cardíacas, limpiar el sistema respiratorio y hasta limpiar y mejorar el aspecto del cutis.

A todo esto se le suma la de emitir hormonas que comunican y contagian el humor de quién está transpirando. 

Según Gün Semin, uno de los científicos involucrados en la investigación que publicó la revista científica especializada en psicología, Psichological Science, "exponerse al sudor producido por una persona que se encuentra feliz induce a un "simulacro" de felicidad en los receptores, e induce al contagio de este estado emocional (…) Esto sugiere que alguien que es feliz podría infundir en las personas que se encuentran a su alrededor felicidad. En algún sentido, el sudor de alguien feliz es algo así como la sonrisa, se contagia".

Los risueños viven más

Según explican desde la Sociedad Española de Neurología (SEN), algunos estudios han llegado a firmar que las personas risueñas tienen un 40 por ciento menos de problemas vasculares y que viven 4 años y medio más de la media. Por otra parte, diversos estudios han demostrado que el humor puede ayudar a ser más inteligentes, porque es una forma de ejercitar el cerebro.

A más risas, mayor calidad de pareja.

La investigadora Sophie Scott de la Universidad College de Londres, ve la risa como una "emoción social", algo que nos une y ayuda a que formemos lazos, independientemente de si algo es gracioso o no. Eso explicaría por qué las parejas se ríen continuamente de las gracias del otro, mientras los observadores exteriores permanecen indiferentes. "Alguien dirá: Tiene un gran sentido del humor, por eso me gusta". Pero lo que quiere decir realmente es: "Me gusta y se lo demuestro riéndome cuando estoy a su lado". De hecho la risa parece ser la principal forma de mantener relaciones.

Scott se basa en investigaciones que muestran cómo las parejas que se ríen juntas se liberan del estrés de una situación complicada más fácilmente y, en general, suelen estar juntos más tiempo. Otros estudios recientes reflejan que la gente que se ríe de los mismos videos graciosos en internet es más propensa a compartir información personal entre ellos.

Páginas

Índice de Investigaciones