Investigaciones científicas sobre el humor

Les mostramos aquí la síntesis de los resultados de variados estudios y experimentos realizados por especialistas del mundo entrero sobre la Risa y el Humor.

Hemos recopilado ya 75 investigaciones. Le agradeceríamos –si conoce alguna otra-, que nos la envíe para enriquecer el listado. Aseguramos darle el crédito, si así lo desea.

Optimismo longevo

* En el año 2000, en un estudio de la Clínica Mayo de Rochester sobre 839 individuos, se determinó que los más optimistas vivían más que los considerados pesimistas.

 

Descubren el humor de los mayas

Los mayas plasmaron “chistes” en piedra, huesos y madera, según han descubierto investigadores del Centro Mesoamericano Knorózov de la Universidad Estatal Rusa de Humanidades. Anteriormente se creía que estas inscripciones eran de una naturaleza exclusivamente oficial, es decir, obra de los gobernantes que versaban sobre política y sobre asuntos militares.

Lo que más mejora el humor anímico

Un nuevo estudio llevado a cabo por la Universidad del Sur en Sewanee, Tennessee (Estados Unidos) y publicado en la revista Emotion, revela algo importante para el humor como estado de ánimo. Para el estudio, los expertos contaron con la participación de 473 voluntarios que fueron separados en cuatro grupos. Cada grupo tuvo que completar diferentes tareas durante un período de seis semanas. El primer grupo tenía que realizar actos de bondad para mejorar el planeta, como podía ser la recolección y reciclaje de basura. El segundo grupo, tenía que llevar a cabo actos de bondad hacia otras personas, tales como comprarle a un amigo una taza de café o ayudar a un miembro de la familia a preparar la comida. El tercer grupo recibió instrucciones para realizar algo bueno para sí mismos, ya fuese hacer, tomarse un día libre de vacaciones o comprarse una prenda de ropa que les gustase mucho.

Calorías y buen humor

Según un estudio elaborado por el Centro de Investigación Biomédica de Luisiana, el comer menos calorías mejora el humor como estado de ánimo, estabiliza el sueño y el rendimiento sexual. La muestra analizada para realizar tales afirmaciones fue de 218 personas totalmente sanas. Se dividieron en dos grupos, sufriendo uno de ellos una reducción del 25% en su ingesta diaria de calorías y manteniendo el otro su dieta habitual.

Humor baja el colesterol y previene enfermedades

La buena costumbre de reír diariamente no solo sirve para vivir de una manera más amable, sino que baja el colesterol y el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Lee Berk, psiconeuroinmunólogo de la Universidad de Loma Linda (Estados Unidos), y Stanley Tan, endocrinólogo especialista en diabetes del Instituto de Investigación Sanitaria Oak Crest, han comprobado que visionar media hora diaria de vídeos de humor elevó el colesterol bueno y provocó otras reacciones positivas en el organismo del 26% de los pacientes con tasas elevadas de glucosa en la sangre, hipertensión e hiperlipidemia (colesterol y/o triglicéridos altos) que además siguieron el tratamiento farmacológico habitual.

Humor, sarcasmo y creatividad

Karuna Subramaniam, de la universidad de Northwestern, estudió dos grupos de participantes quienes vieron dos películas diferentes. Un grupo vio una comedia, mientras que el otro una película de terror (El resplandor). Inmediatamente después, le dio a ambos grupos un rompecabezas para resolver y encontró que el grupo de la comedia era más creativo.

En otro estudio realizado en el MIT, a dos grupos de participantes (diseñadores profesionales y cómicos de improvisación) se les pidió que pensasen en ideas. Los artistas de la improvisación generaron un 20% más de ideas que los diseñadores. El hemisferio izquierdo del cerebro "configura" la broma, mientras la derecha ayuda a "llegar" a la broma

No termina con el humor. Llega el sarcasmo.

¿Son gracisosos los cordobeses?

Los cordobeses serían "graciosos, divertidos y solidarios, pero poco cultos y muy pueblerinos". Así lo detalla la investigación llamada: "La percepción del habla de Córdoba",  publicada en diciembre de 2015 por la revista oficial del Instituto de Lingüística de la Universidad de Buenos Aires (UBA). 

Según la investigación, todo esto apoya “el estereotipo que asocia al personaje cordobés con el humor y el chiste”.

Para llegar a estas conclusiones, el estudio –realizado por la norteamericana Jennifer Lang Rigal, como parte de su doctorado en Filosofía en la Universidad de Austin, Texas– destaca que “se pedía a los oyentes escoger entre una lista de 12 adjetivos para describir al hablante”.Los “oyentes” fueron todos argentinos de diferentes regiones del país.

Estado de ánimo y percepción de los colores

La Universidad de Rochester, en Estados Unidos, ha desarrollado una investigación con el objetivo de comprobar si el estado de ánimo influye de alguna manera en la forma de percibir los colores.

El estudio, publicado en Psychological Science, contó con 127 voluntarios a los que se dividió en tres grupos diferentes. El primero visionó una comedia que consiguió despertar en los sujetos sentimientos alegres y divertidos; al segundo le tocó un drama y el tercero quedó como grupo de control neutro, es decir, sin condicionantes externos.

Posteriormente, los responsables del estudio mostraron a los participantes 48 muestras de color que debían relacionar con uno de los colores principales (rojo, amarillo, azul, verde). Los resultados concluyeron que aquellos que habían estado expuestos a la tristeza eran menos precisas en la identificación de las tonalidades derivadas del azul-amarillo.

Así pues, quedó demostrado que las emociones pueden afectar a la percepción de lo que nos rodea.

Humor retorcido, trastorno psicológico

Puede que las bromas retorcidas sean motivo de risa entre los amigos, pero este tipo de humor podría ser una señal de demencia temprana, según un reciente estudio psicológico publicado por un grupo científico del University College de Londres.

El estudio, publicado en el diario Journal of Alzaheimer´s Diseese, incorpora testimonios de familiares y amigos de 48 pacientes con demencia frontotemporal. A los encuestados se les pidió que recordaran momentos en que sus seres queridos hubieran exhibido un humor inadecuado en los últimos 15 años. Casi todos los participantes del estudio dijeron que habían notado un cambio en el sentido del humor de sus familiares enfermos a los largo de los nueve años previos a la manifestación de la demencia.

La investigación encontró que múltiples pacientes a partir de cierto momento habían empezado a reírse de manera inapropiada cuando escuchaban en los medios de comunicación noticias trágicas con un gran número de víctimas mortales.  

Páginas

Índice de Investigaciones