Investigaciones científicas sobre el humor

Les mostramos aquí la síntesis de los resultados de variados estudios y experimentos realizados por especialistas del mundo entrero sobre la Risa y el Humor.

Hemos recopilado ya 75 investigaciones. Le agradeceríamos –si conoce alguna otra-, que nos la envíe para enriquecer el listado. Aseguramos darle el crédito, si así lo desea.

Influencia del tiempo en el humor como estado de ánimo

“La luz solar nos aporta vitamina D y ésta afecta a los sistemas hormonales. Existe una monoamina neurotransmisora del sistema nervioso central, llamada serotonina, que está en parte condicionada por la luz solar, ya que disminuye al atardecer y aumenta al amanecer. Ésta tiene una función importante en la inhibición de la ira, la agresividad, el humor o el sueño”, explican desde el portal meteorológico Eltiempo.es.

Humor Computacional

El humor computacional es una rama de la lingüística computacional y la inteligencia artificial que utiliza las computadoras en la investigación del humor. Esta es un área relativamente nueva, cuya primera conferencia dedicada se realizó en 1996.

El primer “modelo computacional del sentido del humor” fue sugerido por Suslov en 1992.

Hasta el momento se ha puesto muy poco esfuerzo en la construcción de prototipos computacionales de humor. Existen muy pocos prototipos que procesan texto humorístico o simulan mecanismos de humor, y la mayoría de ellos funcionan en dominios muy restringidos.

Importante estudio sobre la risa

El doctor Robert R. Provine, neurocientífico y profesor de Psicología en la Universidad de Maryland, es el autor del libro “La Risa, una Investigación Científica”. Se trata de una amplia investigación aplicada a 2 mil personas en donde se analizaron los casos de origen natural de la risa. Los resultados obtenidos son notables, pues contrario a la creencia popular, la risa en su mayoría no surge del buen humor, ya que se trata más bien del efecto de las relaciones entre personas.

El humor y las amistades

Un estudio conjunto de la Universidad de Warwick y Manchester concluye que estar rodeados de amigos “mentalmente saludables” ayuda a nuestra propia salud mental. Los investigadores explican que las personas que están habitualmente de buen humor a nuestro lado, nos “contagian” de ese estado de ánimo.

La importancia de impartir clases con humor

En las aulas de clase el humor se puede usar como herramienta didáctica para derribar barreras, reducir el agotamiento y el estrés, e incluso para crear relaciones de solidaridad y empatía entre el estudiante y el profesor.

Así lo explica Jhon Jairo Tafur, docente del Departamento de Lenguas Extranjeras de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), quien analizó el efecto del humor​ sobre la motivación de los estudiantes de grado décimo en el desarrollo de sus actividades de aprendizaje; la experiencia se hizo en un colegio en Bogotá.

El humor en los cuidados paliativos

Un nuevo estudio liderado por Stephen Claxto-Olfield, investigador de la Mount Allison University (Canadá), y publicado en la revista American Journal of Hospice & Palliative Medicine, se pregunta qué papel juega el humor en los cuidados paliativos (en hospitales y domicilios). Y sus conclusiones pueden resultar a priori chocantes.

La práctica totalidad de los 32 voluntarios que respondieron la encuesta aseguraron usar el humor de forma frecuente o habitual en sus interacciones con los pacientes. La mitad consideraron además que éste es muy importante o extremadamente importante en su relación con estos.

Teoría cuántica para comprender el humor.

Un artículo de investigación publicado recientemente en Frontiers in Physics sugiere un enfoque novedoso para estudiar el humor: la teoría cuántica.

En su trabajo, los investigadores describen un modelo de humor inspirado en el “quántum”, con la esperanza de que este nuevo enfoque pueda tener éxito en una modelación más matizada de la cognición del humor que los intentos previos, y conducir al desarrollo de un modelo formal de teoría cuántica de pleno derecho.    

Este modelo inicial fue probado en un estudio en el que los participantes calificaron la gracia que les producía los juegos de palabras verbales, así como de las variantes de estos chistes.  

Las ratas disfrutan de las cosquillas, sólo cuando están de buen humor

La risa y las cosquillas han sido consideradas tradicionalmente como reacciones puramente humanas pero un estudio de investigadores de varios centros alemanes ha desvelado que las ratas también tienen cosquillas cuando están de buen humor.

Las cosquillas son reacciones nerviosas a nivel muscular y cutáneo, que liberan grandes cantidades de endorfinas como consecuencia de la activación de varios grupos de neuronas en el cerebro.

Los resultados del estudio, que publica hoy la revista Science y que han desarrollado los investigadores Shimpei Ishiyama y Michael Brecht, ha encontrado cuáles son estas neuronas, revelando un comportamiento muy humano en estos animales, que solo disfrutan de este tipo de estimulación cuando están contentos, al igual que ocurre con nuestra especie.

De la investigación se desprende que la corteza somatosensorial -la región del cerebro donde se encontraron estas neuronas- podría cumplir un determinado rol en el humor, cuando tradicionalmente esta región solo se había asociado con el tacto.

Investigaciones anteriores ya habían revelado que las ratas emiten una risa ultrasónica que no es audible por el oído humano cuando reciben cosquillas.

A partir de ahí, los investigadores decidieron supervisar la actividad neuronal de las ratas para obtener mayor información sobre el funcionamiento de esta gratificación.

Al igual que se había producido en estudios anteriores, las ratas se mostraron dispuestas a recibir las cosquillas y sufrieron "saltos de alegría", así como risas ultrasónicas, al ser acariciadas, un hecho que se manifestó en las capas más profundas de la corteza somatosensorial.

Según destaca Science, este estudio probaría la afirmación de Darwin de que "la mente debe estar en una condición placentera para experimentar la risa provocada por las cosquillas".

Páginas

Índice de Investigaciones