¿En qué consiste este método?

Consiste en trabajar con los alumnos de centros educacionales, o niños de barrios marginales, campamentos, o hijos de trabajadores de un empresa, u otros planes, y desarrollar sesiones de lecturas en voz alta, lecturas silenciosas, comprobaciones de lecturas, juegos, narraciones de cuentos, momentos de reflexión y debate sobre conceptos afines, regalos de libros dedicados por el autor para hacer que vean esos libros como un objeto de valor especial. También estimularlos a crear con ejercicios diseñados para tal efecto en la creación literaria, en el dibujo, y hasta en las matemáticas, siempre relacionado todo con el humor, obviamente. Esto se desarrollará tanto en las sesiones del Taller como en la casa, con la ayuda de sus familiares. Ir desde libros de humor (chistes), pasando por libros de relatos breves y chistosos, hasta llegar a la literatura humorística. También se sensibilizará a los familiares de los niños con el programa. Y si se aplica éste dentro del centro educacional del niño, hay que intentar comprometer en este trabajo a los profesores y bibliotecarios. Se trata de involucrar en esta labor a los seres queridos de los niños y todo su entorno, porque está comprobado que el humor es un elemento fundamental para mejorar las relaciones humanas, la convivencia familiar, los estados de ánimos, la salud psicosomática, el control de las emociones; en fin, la calidad de vida, que prepara el mejor terreno para la motivación lectora a través del placer, del humor.