Humor, sarcasmo y creatividad

Karuna Subramaniam, de la universidad de Northwestern, estudió dos grupos de participantes quienes vieron dos películas diferentes. Un grupo vio una comedia, mientras que el otro una película de terror (El resplandor). Inmediatamente después, le dio a ambos grupos un rompecabezas para resolver y encontró que el grupo de la comedia era más creativo.

En otro estudio realizado en el MIT, a dos grupos de participantes (diseñadores profesionales y cómicos de improvisación) se les pidió que pensasen en ideas. Los artistas de la improvisación generaron un 20% más de ideas que los diseñadores. El hemisferio izquierdo del cerebro "configura" la broma, mientras la derecha ayuda a "llegar" a la broma

No termina con el humor. Llega el sarcasmo.

Francesca Gino, Adam Galinsky y Li Huang, de la Universidad de Harvard, encontraron que el sarcasmo puede ser un catalizador de la creatividad. Es la más alta forma de inteligencia. El sarcasmo aumenta la creatividad. Es frecuente en las organizaciones y no necesariamente para buenos propósitos. Pero donde la confianza falta y se introduce el sarcasmo, aumenta el conflicto y no necesariamente la creatividad. Sin embargo, cuando existe confianza, expresar sarcasmo aumenta creatividad, sin crear conflicto.