¿Es bueno hacer chistes en el trabajo?

Un estudio realizado por Brad Bitterly y Maurice Schweitzer, profesores de la Wharton School de la Universidad de Pensilvania, encontró que contar chistes en el trabajo puede impulsar tu carrera profesional o acabar con ella. 

Según explica Bitterly hay una relación directa entre el humor de una persona y el estatus. Las personas que usan el humor inteligente e ingenioso son percibidos en los ambientes laborales como seguros y competentes. “En nuestro estudio podemos ver muchos ejemplos en dónde alguien usa el humor y se elevan a la cima de la jerarquía de una empresa”, asegura Bitterly. 

No obstante, se advierte en la investigación que el humor puede también acabar tu carrera por completo. Según Schweitzer, “el humor puede fallar porque es inapropiado, porque no es divertido o porque lo exageramos”. 

Según la investigación de Bitterly y Schweitzer una persona con buen humor no solo es percibida como alguien seguro de si mismo, componente y de un estatus alto, sino también eran más propensos a ser elegidos dentro de un grupo para liderar actividades y proyectos. 

Teniendo tantas ventajas el saber utilizar el humor, Bitterly y Schweitzer sugieren que los gerentes deberían considerar tomar algunas clases de comedia. Siempre teniendo en cuenta que deben ser cuidadoso a la hora de bromear con los demás. 

En nuestra experiencia, como Humor Sapiens, debemos aclarar que "clases de comedia" no es la expresión óptima, ya que la mayoría de las personas lo relacionan como capacitarse para ser un humorista profesional y no es así. Las pesonas necesitan ejercicios para desarrollar el sentido del humor, prácticas para mejorar el estado de ánimo, y sí, ejercicios básico de actuación como mejorar la expresión corporal y verbal, los usos de los silencios, las entonaciones, etc., pero es lo mínimo. Lo principal es incorporar el humor como actitud ante la vida y eso, más que un curso de comedia, lo da un curso de humorterapia, por ejemplo. Los cambios que se necesitan son más profundos que contar bien un chiste.