El humor y la atracción romántica

Jeffrey Hall, profesor asociado de comunicación de la Universidad de Kansas (Estados Unidos), decidió indagar qué tanta validez científica tiene este asunto. Encontrando, básicamente, que cuando dos extraños se conocen, “cuántas más veces trata un hombre de ser gracioso y más se ríe una mujer, es más probable que la mujer esté interesada en salir con él. Además, un indicador aún mejor de que pueda existir conexión romántica es si los dos son vistos riendo juntos”, afirmó.

El equipo de Hall reunió a 51 parejas de universitarios solteros y heterosexuales que no se conocían entre sí. En parejas, los sentaron a conversar durante 10 minutos, y después debían llenar una encuesta.

“Los resultados no indicaron que un sexo trató de ser más divertido que el otro. Sin embargo, sí sugería que las veces que un hombre intentaba ser gracioso y las veces que una mujer se reía de sus chistes, era más probable que estuviera románticamente interesada. Lo contrario no era cierto para las mujeres que intentaron el humor”, afirma el portal de la universidad. Además, un dato sorprendente – y hasta romántico – es que las veces que ambos se reían al mismo tiempo, compartiendo sus risas, más interesados se sentían uno por el otro.