El humor es favorable en el trabajo

Diversos estudios muestran el impacto positivo que el humor puede tener en la oficina. "De acuerdo con investigaciones de instituciones tan serias como Wharton, MIT y London Business School, cada risa o carcajada trae consigo una gran cantidad de beneficios empresariales", escribe Alison Beard en el artículo de HBR, "Liderando con humor".

"La risa alivia el estrés, el aburrimiento. La risa aumenta el compromiso y el bienestar, y estimula no solo la creatividad y la colaboración, sino también la precisión analítica y la productividad", añade en el artículo de Beard.

En tanto, la profesora de la Escuela de Negocios de Harvard, Alison Wood Brooks, también encontró que hacer chistes en el trabajo puede hacer que las personas parezcan más competentes.

Todas estas investigaciones demuestran que un estrés más bajo beneficia a los empleados y reduce el ausentismo; por tanto, la libertad de reír es saludable y necesaria en el trabajo. Un grupo de investigadores descubrió que después de ver un clip de comedia, los empleados eran unos 10% más productivos que sus homólogos.

Pero no es tan simple como solo contar chistes. Las investigaciones también añaden desventajas. Por ejemplo, si un líder se burla del personal o cuenta chistes subidos de tonos, puede influenciar en su personal y que estos vean un camino para comportarse mal.

Al respecto, la profesora de la Escuela de Negocios de Harvard, Rosabeth Moss Kanter, señala que las minorías numéricas en situaciones profesionales, como una mujer con un grupo de hombres, pueden sentirse presionadas a reírse de las bromas que degradan a la minoría. "El precio de ese tipo de aceptación es la disminución del respeto por todos en la categoría minoritaria", revela.

Dentro de los límites de la decencia, la risa es favorable para el trabajo y los beneficios superan con creces los riesgos.