Toño Salazar

Santa Tecla, El Salvador, 1897 – Ibídem, 1986.
Humorista gráfico salvadoreño.

Antonio Salazar fue un caricaturista, ilustrador y diplomático salvadoreño cuya obra alcanzó un alto reconocimiento en la primera mitad del siglo XX. Enrique Gómez Carrillo lo llamó alguna vez «el príncipe de los caricaturistas».

En México participó de la bohemia de la ciudad y publicó caricaturas en El Universal, La Falange, Zig-Zag y El Heraldo.

Llega a la Ciudad Luz en 1923. Se instala en el bulevard Montparnasse, sitio de artistas y bohemios a los cuales Salazar se incorporó sin dificultad. Su pluma retrató los protagonistas de aquellos años, entre ellos Picasso y James Joyce, a quienes caricaturizaba con sus manías. 

En Nueva York publicó en diversas revistas de prestigio, entre ellas Vanity Fair. 

Llegó a Buenos Aires en 1935 pues tenía oferta de trabajo en el periódico La Razón. También realizó ilustraciones para obras clásicas como Ali Babá y los cuarenta ladrones y en publicaciones como Caras y Caretas y Saber Vivir. 

En 1978 recibió el Premio Nacional de Cultura en su país.