Eduardo del Llano

Los cubanos somos unos cómicos

Por Eduardo del Llano (humorista literario, audiovisual y escénico cubano)
Copyright © Eduardo del Llano. Publicado en Humor Sapiens con el permiso de su autor. Reservados todos los derechos.

"Duda" Foto: aNto / / CC BY-NC-SA 2.0

O eso creemos. Como lo de que somos los mejores amantes del mundo, es el tipo de cosa que se da por sentada. Y claro, si somos cómicos, es plausible suponer que disfrutemos del buen humor, de todo el humor, venga de donde venga.

Recuerdo una visita del extraordinario escritor y músico uruguayo Leo Masliah a La Habana, en la segunda mitad de los ochenta, invitado por Virulo. Presentó su trabajo en el Karl Marx un domingo por la tarde… y la gente lo silbó sin piedad. Aquellas canciones obsesivas, neuróticas (La recuperación del unicornio, Corriente alterna) aquellos relatos surrealistas (Multiprocesador de acción interna, Cambio de cabezas) dejaron perplejas a las familias que hacían su salida dominical. Sin embargo, unos días más tarde reapareció Leo, esta vez en la sala Ernesto Guevara de la Casa de las Américas, y su éxito fue rotundo e inmediato, pese a desgranar básicamente el mismo repertorio previamente abucheado. Como en cualquier otra latitud del mundo, quedó bastante claro que por acá hay gustos masivos y gustos minoritarios; en otras palabras, que no somos mejores que nadie.