Entrevista a Mario Barros: "Cuando parte de la esencia de ser, es ser promotor de Humor"

Por Pepe Pelayo (escritor, comediante y estudioso de la teoría y aplicación del humor).
Copyright © Pepe Pelayo. Publicado en Humor Sapiens con el permiso de su autor. Reservados todos los derechos.

Entrevista a Mario Barros, alias “Lenguaviva”, alias “Obdulio”.

Un día de eterno calor por allá por la década del 80 –para mí la Belle Epoque del humor cubano-, conocí a Mario Barros en La Habana, en un recital del grupo que dirigía, llamado “Lenguaviva”. Después seguimos compartiendo esporádicos escenarios y algunas reuniones “gremiales”. Pasó el tiempo y pasó, el águila por el mar y dos aviones por el cielo, el de él con destino a Estados Unidos y el mío a Chile. Después de unos años de estabilización personal, nos contactamos por e-mail como si no hubiera trascurrido el tiempo y comenzamos a conspirar con proyectos muy utópicos al inicio. En medio de lo anterior, Mario escribe dos libros humorísticos y yo tuve el placer de ser su editor. Nos hemos encontrado varias veces en Chile y en Miami, antes de que con la perseverancia, ambición y el espíritu de sacrificio que profesa, pudiera materializar uno de sus proyectos en Boston. Para allá fui, porque me permitó ser parte de aquella linda locura. Y ahora, al cambiarse a vivir a Miami, quiso de nuevo crear su proyecto de promoción del humor y lo está logrando con grandes perspectivas. Me invitó, y con mi colega y amigo Carrillo hicimos nuestra exposición en su sede en Miami Dade College. Al ver con mis ojos lo que ha hecho y piensa hacer, me di cuenta de que es una extraordinaria “noticia en desarrollo” para los creadores y estudiosos del Humor y decidí hacerle una entrevista y publicarla en Humor Sapiens (aunque más bien es una conversación). Por la amistad que nos tenemos y porque me sigue involucrando en sus proyectos y porque sabe que a mí me encanta también todo ese teje y maneje, enseguida aceptó responder este cuestionario.

PP: Incursionas en varias modalidades como humorista. Entonces ahora, ¿le estás dedicando más tiempo al humor escrito, al escénico, al musical o a la gestión y promoción del humor?

MARIO: Ante todo, un saludo a los lectores de Humor Sapiens. Te cuento: en la actualidad la mayor parte del tiempo la dedico al humor escrito y a la promoción del humor. De hecho, estoy publicando ahora con más frecuencia que cuando empecé en Dedeté, el legendario semanario cubano, en 1985. Mis textos o, a decir verdad, los de “Obdulio Duparol”, mi alter ego, aparecen frecuentemente en el periódico español MUNDIARIO; El Editor, una revista neoyorkina; Dinamita, de Carolina del Norte y La Voz Lajera y Satiraopinion, ambas de Miami. Por cierto, ésta última está en proceso de convertirse en DosBufones, una revista de humor en la que estamos trabajando un grupo de amigos, entre los que te incluyes tú.

He hecho actuaciones esporádicas junto a “Obdulio” en los últimos meses, pero hace rato que no compongo una canción nueva.  De la promoción te hablaré después, porque leyendo la introducción a la entrevista no tengo dudas de que volverás sobre ese tema.

PP: Así es. Pero dime antes, ¿cuál de todas esas vías de hacer humor disfrutas más? Y por qué, claro.

MARIO: Cada una tiene su manera particular de disfrutarse. Que a la gente le guste lo que escribes es reconfortante. Pero lo es también que se rían y te aplaudan en un número de humor escénico o una canción. Por otra parte, es muy satisfactorio organizar un evento humorístico y sentir que tanto los artistas participantes como el público lo agradecen. En fin, cada una tiene su cosa. Y tú, que también te desenvuelves en esos campos, sabes de lo que te estoy hablando.

PP: Pienso que sí lo sé, pero me hago el loco para que lo respondas tú y así la gente te conozca mejor. Ahora contéstame algo que sí no sé: dentro de tu carrera en el humor, ¿qué quisieras olvidar?

MARIO: Pues se me olvida lo que quisiera olvidar, porque no es mucho y no tengo buena memoria para esas cosas. En realidad, los momentos malos los borro. O si no, los diluyo entre las muchas experiencias buenas y los amigos fabulosos que he hecho a lo largo de mi carrera. A propósito, tú eres uno de ellos. ¡Pero no te sonrojes, compadre!

PP: Es que me da vergüenza entrevistar a un amigo colega. Parece que nos estamos dando bombo mutuo. Pero seguimos. ¿Qué fue BOSTOONS? ¿Cómo fue tu experiencia en esa etapa?

MARIO: ¡Ah, BOSTOONS…! ¿Te acuerdas cuando estuviste en Boston en el 2009? Allá hicimos un par de actuaciones juntos un poco improvisadas, pero muy ricas. Pues bien, de ellas surgió la idea de hacer un Festival humorístico en mi ciudad adoptiva. Todo se concretó al año siguiente, cuando organizamos BOSTOONS 2010, un evento que agrupó a tres de las vertientes fundamentales del humor: gráfico, literario y escénico. Tuvimos una muy nutrida participación internacional y unos jurados de lujo. Tú fuiste jurado del concurso de humor literario y hasta hiciste una actuación con Aramís Quintero. El Festival, a pesar de ser algo nuevo en Boston, fue un éxito. Eso me motivó a continuar organizando eventos de esa índole. Lo que pasa es que, para hacer esos sueños realidad, hay que buscar plata y eso a veces resulta complicado. No todo es gratis en este mundo cruel. Pero ahí seguimos, batallando.

PP: Oye, ¿qué te gustaría hacer como humorista que aún no has hecho?

MARIO: Estoy empeñado en crear un centro internacional que promueva el humor en las tres áreas que mencioné arriba. Ya he dado algunos pasos en ese camino, pero no voy a descansar hasta que logre el objetivo supremo. Y, cuando lo logre, voy a descansar menos.

PP: Para los lectores que no saben nada del asunto, ¿qué es el H(umor) Project? ¿Con qué objetivos lo creaste? ¿Por qué se escribe la H fuera del paréntesis?

MARIO: El H(umor) Project es un proyecto humorístico que comenzamos el año pasado en Miami Dade College, West Campus, como un club estudiantil, pero con muchas aspiraciones. Se trata de promover el humor de calidad y traerlo al recinto universitario donde trabajo y que la comunidad estudiantil conozca que hay formas de reír y pensar más allá del stand-up comedy y los chistes de YouTube. Digamos que es un paso importante hacia esa institución humorística internacional de que hablé antes. En este proyecto estamos involucrados un grupo de amigos que residen tanto en Miami como en otros países, gente toda de extraordinaria capacidad creadora. Estoy hablando de artistas del calibre de Wilfredo Torres, Raúl de la Nuez y Fredy Villamil en Miami; tú en Chile; Paco Puñal en España; Luc Descheemaeker en Bélgica y José A. Lovetro desde Brasil. Ése es el núcleo principal, los miembros fundadores. Pero ya hay muchos otros humoristas interesados en participar y contamos con grandes colaboradores como Carrillo. Y están los estudiantes de MDC, que también aportan al proyecto.

Lo de la H separada del resto de la palabra se debe a que inicialmente pensamos en llamarlo el H Project, pero como era algo nuevo y queríamos que quedara claro hacia donde íbamos, decidimos poner el resto de la palabra entre paréntesis: H(umor). Quiero destacar que el proyecto ha sido muy bien acogido tanto por la dirección de la institución, como por los estudiantes y profesores.

PP: Sí, doy fe de eso. Pero, me gustaría que mencionaras lo que han hecho hasta ahora.

MARIO: Ya hemos realizado cinco eventos en que agrupamos las tres áreas del humor que ya he mencionado antes. Comenzamos en noviembre pasado con una exposición de caricaturas personales sobre Gabriel García Márquez. Seguimos en enero con una muestra de fotos humorísticas de Puñal y Luc Descheemaeker. Continuamos en febrero con “Humor de Doble Sentido”, el debut de la expo de Carrillo y tuya, que luego se presentó en la Casa Museo de Neruda en Isla Negra. En marzo presentamos la muestra de caricaturas sobre García Márquez en el Consulado de Colombia en Miami. Y en abril, cerramos el semestre de primavera con "Guess Who?", un show de caricaturas personales de personajes famosos realizadas por Raúl de la Nuez. Todos fueron eventos exitosos a través de los cuales hemos sembrado las primeras semillas de la apreciación del buen humor en el College.

PP: Para redondear el tema, ¿qué planes hay para este año? ¿Y en un tiempo más cómo se proyectan?

MARIO: Para el semestre de verano, que es el más corto, tenemos programado un breve ciclo de cine humorístico internacional y para el de otoño, que se extiende desde finales de agosto hasta mediados de diciembre, tenemos, entre otras cosas, una muestra de reinterpretaciones humorísticas de la Mona Lisa, realizadas por caricaturistas de varios países, en el 500 aniversario de la muerte de Leonardo Da Vinci. Ése promete ser un show antológico. Bueno, como todos los que hemos organizado hasta ahora, modestia aparte.

Estamos pensando, además, en organizar un Festival de humor de los estudiantes de Miami Dade College en la primera semana de diciembre. También, en un concurso de humor literario en coordinación con el Consulado de Colombia en Miami y, para el año que viene, organizar el primer Festival internacional del H(umor) Project. Para eso queremos constituirnos en una organización sin fines de lucro, porque por ahí es que entrará la plata para financiarlo todo. En eso estamos trabajando a toda marcha desde ya.

PP: Una peúltima cosa, ¿qué modalidad y tipo de humor les interesa desarrollar y promover más en H(umor) Proyect?

MARIO: Todo lo que sea de calidad en las áreas de humor visual, literario y escénico es bienvenido. No toleramos el mal gusto, ni la chabacanería. Ni tampoco aceptamos nada que sea inmoral, que promueva la violencia, o atente contra los derechos de las personas. En síntesis, hacemos promoción a lo que nos parece bueno. Siempre hay un grado de subjetividad en todo esto, ¿no? 

 PP: Sin duda alguna. Y por último, ¿qué te gustaría que te preguntara ahora para finalizar la entrevista?

MARIO: Me gustaría que me preguntaras: “¿Te hace falta plata para todo eso que piensas hacer?” Yo, por supuesto, te respondería saltando en una pata: “¡SÍ!”, esperando una jugosa contribución de tu parte y sin sospechar que tu respuesta sería: “Pues procura resolverla allá en Miami, porque desde Chile lo que te podemos enviar son muy buenas vibras”.

Así y todo, te estaría jugosamente agradecido, brother.

Si deseas que te pregunte eso, pues lo hago. Pero más que pregunta, lo que te diría es algo que también sabes: puedes contar conmigo incondicionalmente como siempre, porque somos miembros de este club exclusivo de apasionados por el humor y entre nosotros tenemos que apoyarnos y entregarnos a sostener la bandera de cualquier proyecto serio y de calidad, que sirva para que el Buen Humor se extienda cada día más a toda la sociedad, que tanta falta hace, a causa de tantos bombardeos constantes de violencia, odio, poca ética, vulgaridad y mal gusto.

Gracias por la entrevista, hermano. Te deseo lo mejor.