El humorista (No. 9). ¿Creador o intérprete?

Por Pepe Pelayo (escritor, comediante , fotomontajista y estudioso de la teoría y aplicación del humor).
Copyright © Pepe Peelayo. Publicado en Humor Sapiens con el permiso de su autor. Reservados todos los derechos.

descarga_2.jpegEsta es una reflexión a propósito del descalabro del humorista chileno Yerko Puchento en la fiesta de Farkas, su millonario y farandulero coterráneo. Me gustaría comentar algo al respecto, porque he leído de todo en las redes sociales, hablando pestes de uno, de otro y de todos, como siempre hace ese verdadero monstruo y con abundancia de vulgaridades, insultos y obscenidades, obvio.
El hecho fue que Alcaíno, el actor que hace el personaje de Yerko, suspendió su presentación, porque el sonopronter (microfonito que se coloca dentro del oído), no funcionó.
Sabemos que él dice todo lo que le dicta el señor López, su guionista, por lo tanto, al no recibir la información, nada tenía que hacer en escena y se marchó.
Muchos le achacan la culpa a él, porque si es humorista debió haber improvisado ante la situación. Error. Existen dos tipos de humoristas, los que crean y los que interpretan. Alcaíno es humorista porque "inventó" un personaje cómico; es decir, creó su vestimenta, su forma de hablar, sus gestos, sus expresiones, sus movimientos y su personalidad. Si él fuera un actor normal o si fuera uno que hace stand up comedy, lo que dijera daría mucho menos gracia. Así que creó humor al interpretar. Pero no es un creador de textos y situaciones humorísticas, como lo es López, su guionista.

Para que quede más claro, como López no es actor (supongo yo, porque no lo conozco), no podría hacer lo de Alcaíno y Alcaíno no podría hacer lo que hace López. Por lo tanto, la rutina que ellos hacen es la unión del talento de ambos. Así que si falla la alimentación de Kerko, falla el número, que fue lo que sucedió. No se le puede pedir a Alcaíno que improvise si no es improvisador. Ese no es un requisito en un humorista solo intérprete como es él.
Dicho esto y dejando claro que los culpable no fueron los humoristas en esa fiesta, paso a hacer un comentario bien breve sobre el tipo de humor que hacen Alcaíno/López.
No me gusta ese humor que sólo se basa en burlas desde livianas a ácidas contra las personas. Además, la mayoría de las veces no hacen humor, porque no hay elaboración artística. He repetido mil veces aquí -como en mis comentarios sobre el humor del Festival-, que decir verdades, decir insultos, y decir obscenidades y vulgaridades provocan risa, pero no es humor. Existen muchos tipos de risa y la del humor es sana. La risa de la burla que no es humor y las vulgaridades es negativa, dañina. ¿Gusta? Claro, solo hay que ver la fama de Yerko y la risa y los aplausos de ciertos humoristas de Viña. Lamentablemente, si nos reímos con ellos, no es porque ellos sean buenos, es porque nosotros tenemos poco nivel de exigencia, de cultura, de buen gusto. Y eso es lo que abunda. Léase el reguetón, por ejemplo. Miren el caso de Maluma, que deja como un trapo sucio a las mujeres en varias de sus canciones y las mujeres son las que se la piden. Disculpen, me fui del tema y de la brevedad, pero me fascina el tema.
Y finalizo dejando en claro que yo no tengo la verdad, ni me las doy de líder de opinión. Es sólo mi forma de pensar y que el que esté a favor o en contra es muy válido y tiene todo el derecho de pensar como quiera. (Pero sin groserías ni faltas de respeto si va a comentar aquí).
Gracias.