Apuntes a granel sobre el sentido del humor

Pepe Pelayo (Creador y estudioso de la teoría y la aplicación del humor / cubano-chileno)
Copyright © Pepe Pelayo. Publicado en Humor Sapiens con el permiso de su autor. Reservados todos los derechos.

En el sentido del humor intervienen varias capas del cerebro: la corteza que procesa las palabras y hace que descubramos que lo escuchado o leído no tiene sentido. Cuando eso sucede se eleva el nivel de dopamina, un neurotransmisor encargado de producir una sensación de bienestar en el organismo. Esta hormona envía, a su vez, señales a la corteza prefrontal, lo que da origen a la risa.

Las mujeres emplean más zonas del cerebro y las integran más que los hombres, según estudios de resonancia magnéticas. Ellas usan más la memoria a corto plazo y usan más las áreas de lenguaje (aquí podría hacer un chiste sobre lo mucho que hablan las mujeres, pero es muy fácil). Los hombres procesan más rápido las situaciones cómicas y disfrutan más de los chistes. Ellas con situaciones más elaboradas que implican un mayor análisis y un humor más sutil.

Según el Dr. Raymond A. Moody, Jr., en su libro "El poder curativo de la risa", el sentido del humor se puede clasificar de 6 maneras:

a) El sentido, “él entiende lo divertido que soy”.

b) El convencional, “el que no ríe gracias a mí, sino con las mismas cosas”.

c) El creativo, “el que inventa bromas, chistes”.

d) El alma de grupo, “el que tiene un buen repertorio y capacidad para divertir a los demás”.

e) El deportivo, “el que ríe con burlas a sus expensas”.

f) El de perspectiva cósmica, “su humor le permite verse a sí mismo y a los demás por separado y con capacidad de percibir la vida cómicamente sin perder por ello amor ni respeto a la humanidad y a él mismo”.

Sin dudas, nadie estaría en desacuerdo con el Dr., pero me parece algo poco prolija la definición.

Pero veamos ahora otro matiz. Los animales tienen emociones como la alegría y la expresan, pero el humano tiene sentido del humor y eso tiene que ver con el lenguaje, la representación simbólica. Ahí está la diferencia.

El sentido del humor es más que la risa. Psicológicamente, la capacidad de percibir el humor en una situación es tan importante como la risa en sí.

Ojo: tener el sentido del humor desarrollado y estimulado no significa que usted tenga que ir por ahí riéndose de todo y de todos. Significa que aprende a ver el aspecto gracioso, cómico y humorístico de las cosas (que son tres conceptos distintos), además del aspecto serio de esas cosas.

“La gente con sentido del humor y los niños se recuperan de las heridas más rápidamente y de forma más satisfactoria que las personas con mente envanecidas, con egos enormes, con mucho orgullo, gente individualista, con altas dosis de competitividad y exitismo”, afirma Branko Bokun, en su libro "El humor como terapia".

Existe la evidencia de que las emociones negativas de una mujer embarazada pueden provocar un desequilibrio emocional y/o psicológico a su hijo. Por tanto, podemos afirmar que las emociones positivas también se las trasmitirían al niño, creando criaturas equilibradas, sanas y con menos problemas físicos y emocionales. Entonces el sentido del humor se hace imprescindible en la psicología prenatal.

El sentido del humor tiene muchos niveles, desde la carcajada provocada por las simplonas torpezas de un payaso, hasta los conceptos más abstractos.

Un sentido del humor estimulado y desarrollado se basa en la capacidad de tomar en broma lo que siempre tomamos en serio. Cinco “i” debe tener un sentido del humor estimulado y desarrollado con todas las de la ley: i-conoclasta, i-mpulsivo, i-rreverente, i-mpertinente e i-nfantil.

“La sociedad necesita gente seria: presidentes, ministros, profesores, papas, ayatollahs, imanes, rabinos, pastores, comisionados, gobernadores, jueces… Todos tienen que ser serios, porque si demuestran que tienen sentido del humor, la sociedad teme que pierdan eficacia. Si demuestran públicamente que tienen sentido del humor se volverían humanos. Se espera de ellos que sean como máquinas. Ejemplo, el modelo de caminar y saludar de Hitler era mecánico. El sentido del humor es una de las cosas más esenciales de la inteligencia. Cuanto más sentido del humor tengas más inteligente eres. Solo elimina algunas rocas que tus padres y la sociedad te han impuesto para impedirlo”, asegura Osho Rajneesh en este largo párrafo.

El sentido del humor es como cualquier otra cosa: si no nos llega de nacimiento, tenemos que estudiarlo, estimularlo y desarrollarlo.