A más risas, mayor calidad de pareja.

La investigadora Sophie Scott de la Universidad College de Londres, ve la risa como una "emoción social", algo que nos une y ayuda a que formemos lazos, independientemente de si algo es gracioso o no. Eso explicaría por qué las parejas se ríen continuamente de las gracias del otro, mientras los observadores exteriores permanecen indiferentes. "Alguien dirá: Tiene un gran sentido del humor, por eso me gusta". Pero lo que quiere decir realmente es: "Me gusta y se lo demuestro riéndome cuando estoy a su lado". De hecho la risa parece ser la principal forma de mantener relaciones.

Scott se basa en investigaciones que muestran cómo las parejas que se ríen juntas se liberan del estrés de una situación complicada más fácilmente y, en general, suelen estar juntos más tiempo. Otros estudios recientes reflejan que la gente que se ríe de los mismos videos graciosos en internet es más propensa a compartir información personal entre ellos.