Panchito

Humorista gráfico. Cuba

PP: ¿Le gusta que le hagan entrevistas?

PANCHITO: Depende de quién las haga. Te cuento: en Cuba (1966), en una entrevista para el Servicio Militar Obligatorio (SMO), me preguntaron si tenía familiares en los Estados Unidos y yo, siendo honesto, conteste que sí y en vez de al SMO, me mandaron para UMAP (Unidades Militares de Ayuda a la Produccion), que en realidad eran campos de concentracion de trabajo forzado. Alli enviaban a jóvenes como yo, que por mi historial no podian estar de acuerdo con el régimen. (A mi padre le intervinieron su empresa de ómnibus donde yo era un emplado. Después de la intervención me echaron del trabajo). Allí también enviaban a religiosos, homosexuales, delincuentes peligrosos y maleantes de todo tipo. Ya puedes imaginarte el resultado de esa mezcla. Raro el día en que no hubiera una sangresita. Por eso, es importante saber bien quién hace la entrevista.

 

PP: En este año 2016, ¿cómo ve el estado del humor en el país donde vive, en televisión, radio, teatro, literatura y gráfica?

PANCHITO: Sólo oigo música en la radio; en la TV abunda el humor: "TN3", "Hora feliz", etc. Tienen altas y bajas, es difícil hacer un programa humorístico diariamente. En los periódicos es muy escaso. Y te soy sincero: me gustan las películas basadas en hechos reales e increíblemente veo muy pocas cómicas, créeme, yo mismo no me lo explico.

 

PP: En todos los países de América Latina se dice: "Mi país es un pueblo de humoristas", "en mi país, tú mueves una piedra y sale un humorista", etc. ¿En el país donde vive se dice lo mismo?

PANCHITO: Bueno, quizas si hay un terremoto salgan algunos... ¡¡Qué falta me hace tener amistad con un terremoto de esos, para que me ponga una piedrecita!!... Si no tienes amistad, o algún contacto en los medios, estás muy jodido.

 

PP: ¿Es verdad la acuñada frase: "Es más fácil hacer llorar que hacer reír?

PANCHITO: ¡¡Qué no te quepa la menor duda!!

 

PP: ¿Cuándo decidió hacerse humorista?

PANCHITO: Lo soy desde que tengo uso de razón. Pero profesionalmente fue en el 1970, después de salir de la UMAP cuando me preguntaron: ¿Construción o agricultura?... Claro, ya estaba cansado de la guataca y el machete y contesté: ¡Contrucción! Entonces en el horario de almuerzo, sobre los papeles de los sacos de cemento, me ponía a hacer caricaturas, jodederas y chistes a los que trabajaban conmigo. Un día, un técnico que estaba de visita en la obra se detuvo a mirarme. Me elogió y me preguntó si conocia "El Melaíto". Resulta que su hermano era el director del semanario. Esa historia es larga e interesante, pero lo dejo ahí.

 

PP: ¿El humorista nace o se hace?

PANCHITO: Se nace y se crea. El colega Martirena es un ejemplo. El director del periodico "Vanguardia", amigo de la mamá, habló conmigo para que lo ayudara y así comenzo una gran amistad. Cuando empezó estaba en "cero". Él, por suerte, vivía cerca de mi casa y las clases eran de muchas horas, con tareas para la casa. Bueno, ahí lo tienes: ¡tremendo humorista grafico! 

 

PP: ¿Cuál ha sido el mejor y el peor momento de su carrera hasta el día de hoy?

PANCHITO: El mejor fue cuando publiqué mi primer libro: "Mi mayor deseo hacer reír". Fueron cinco los que publiqué. Y el peor momento, cuando en 1975 tuve que cambiar el lápiz y la plumilla por un KM y participar en la guerra de Angola como zapador. Aparte de los peligros de la guerra, también contraje la malaria y por poco me voy del aire. Esa es otra historia muy interesante.

 

PP: Como profesional del humor, ¿se ríe fácil? ¿Con qué tipo de chistes?

PANCHITO: No es fácil hacerme reír, pero créeme, es raro el día que no lo hago. Facebook es una de las culpables. Claro, también mi perrita china.

 

PP: ¿Alguna anécdota relacionada con su profesión?

PANCHITO: Creo que la del técnico que me vio haciendo caricaturas en los sacos de cemento es buena.

 

PP: ¿Con cuáles colegas se identifica?

PANCHITO: Hace 15 años que vivo en los Estados Unidos. Tuve que olvidarme del lápiz y la plumilla. Los billes hay que pagarlos. Empecé con 57 años como ayudante de plomería. Al cumplir los 65 me retiré, pero seguí trabajando. A mi esposa le dejaron de funcionar los rinoñes y ya vamos para cinco años de tres diálisis semanales, hospitalizaciones, consultas médicas. Terrible. Yo vivo para cuidarla. Ya necesita silla de ruedas. Nada, mi hermano, soy el hombre y la mujer en mi casa y en mis ratos libres hago humor gráfico. Espero hayas visto mis caricaturas en Facebook... En "El Melaito", Roland me corregía la ortografía en mis caricaturas. Ahora te toca a ti en estas respuesta. ¡Suerte!

Descripción: https://ssl.gstatic.com/ui/v1/icons/mail/images/cleardot.gif

PP: ¿Qué me aconsejaría a mí como humorista?

PANCHITO: ¡Qué sigas como vas!

Panchito - Humor gráfico