Nardi

Humorista gráfica

PP: ¿Le gusta que le hagan entrevistas?

MARILENA NARDI: Dipende dalle domande e dal tempo a disposizione. A volte sì, perché mi ritrovo a ragionare sul mio lavoro, ma esaminandolo sotto una luce diversa.  A volte no, per esempio quando mi rivolgono domande insulse sul perché ci siano poche donne umoriste.

Depende de las preguntas y del tiempo disponible. A veces sí, porque pienso en mi trabajo, pero examinándolo en una luz diferente. A veces no, por ejemplo, cuando me hacen preguntas tontas como por qué hay pocas mujeres caricaturistas.

 

PP: En este año 2017, ¿cómo ve el estado del humor en el país donde vive, en televisión, radio, teatro, literatura y gráfica?

MARILENA NARDI: Non lo vedo molto bene, già da alcuni anni. I giornali satirici italiani sono spariti. Resiste un mensile, ma con grande difficoltà e meno lettori rispetto al passato. Mi pare vada meglio al teatro e alla radio, molto male in televisione. Alla televisione abbondano  molti comici dalla risata facile. Mi sembra che si voglia distrarre il pubblico, più che farlo riflettere.

No lo veo muy bien desde hace unos años. Los periódicos satíricos italianos han desaparecido. Resiste uno mensual, pero con mucha dificultad y menos lectores que en el pasado. Creo que sea mejor para el teatro y la radio, muy mal en la televisión. En la televisión muchos comediantes abundan con la risa fácil. Me parece que se prefiere distraer al público en lugar de ayudarlo a la reflexión.

 

PP: En varios países de América Latina se dice: "Mi país es un pueblo de humoristas", "en mi país, tú mueves una piedra y sale un humorista", etc. ¿En el país donde vive se dice lo mismo?

MARILENA NARDI: No, qui muovi una pietra e ovunque salta fuori un reperto archeologico. Una colonna, un’anfora! Siamo un paese vecchio e ancorato al passato, nel bene e nel male. Dell’ Italia è più facile dire che siamo un paese di artisti, nel senso più ampio del termine. Pittori, cantanti, scrittori, musicisti, ecc.

No, aquí, si mueves una piedra, te descubre hallazgos arqueológicos. ¡Una columna, un ánfora! Somos un país viejo y anclado al pasado, para bien y para mal. Es más fácil para Italia decir que somos un país de artistas en el sentido más amplio del término. Pintores, cantantes, escritores, músicos, etc.

 

PP: ¿Es verdad la acuñada frase: "Es más fácil hacer llorar que hacer reír?

MARILENA NARDI: Credo di sì. Personalmente, nel mio lavoro, non cerco la risata, ma neanche il pianto. Lo scopo finale è la riflessione. Se dovessi definire i miei disegni, gli ultimi in particolare, direi che sono espressione di un umorismo dolente.

Creo que sí. Personalmente, en mi trabajo, no busco la carcajada inmediata, pero ni siquiera el llanto. El propósito último es la reflexión. Si yo fuera a definir mis diseños, los últimos en particular,  yo diría que son una expresión de un humor dolorido (sufriente).

 

PP: ¿Cuándo decidió hacerse humorista?

MARILENA NARDI: Non c’è stato un momento preciso. Ho iniziato per caso,  poi con il tempo ho capito che poteva diventare una professione. E comunque, per essere completamente sincera, per avere la libertà di dire ed esprimermi liberamente,  vivo anche del mio lavoro di insegnante.

No ha sido un tiempo preciso. Comencé por casualidad, luego con el tiempo me di cuenta de que podía convertirse en una profesión. Y sin embargo, para ser completamente sincera, tener la libertad de decir y expresarme libremente, también vivo de mi trabajo como profesora.

 

PP: ¿El humorista nace o se hace?

MARILENA NARDI: Credo che si nasca con il senso dell’umorismo. Poi, come ogni arte, anche l’umorismo, insieme agli strumenti per esprimerlo, va coltivato.

Creo que se nace con el sentido del humor. Entonces, como cualquier arte, el humor, junto con las herramientas para expresarlo, debe ser cultivado.

 

PP: ¿Cuál ha sido el mejor y el peor momento de su carrera hasta el día de hoy?

MARILENA NARDI: I momenti migliori sono sempre quando posso condividere un premio o un incontro con chi è importante per me, con amici e colleghi. Uscire dal mio studio, viaggiare grazie a questa professione, condividere esperienze positive e imparare ancora, tutto ciò mi riempie di gioia. I momenti peggiori, quando il tuo giornale chiude e capisci che per qualche tuo collega non ci sono molte altre possibilità. E tu non puoi fare molto per aiutarlo. Poi ci sono le situazione tragicomiche… come quando un redattore ha cercato di abusare di me perché ero una donna e pensava di avere gioco facile perché mi serviva il lavoro. Ha tentato di aggredirmi, invece di riuscire nell’impresa è inciampato, caduto ai miei piedi, alla fine l’ho anche dovuto soccorrere … mi sono regalata una delle più belle risate della mia vita! Respingerlo e soprattutto ridergli in faccia, mi è costato il lavoro, ma ho provato una fantástica sensazione di libertà!

Los mejores momentos son siempre cuando puedo compartir un premio o una reunión con quien es importante para mí, con amigos y colegas. Salir de mi estudio, viajar por el mérito de esta profesión, compartir experiencias positivas y aprender de nuevo, todo esto me llena de alegría. Los peores momentos cuando su periódico se cierra y usted sabe que para algunos de sus colegas no hay muchas otras posibilidades. Y no puedes hacer mucho para ayudarlos. Luego hay situaciones tragicómicas ... como cuando un editor trató de abusarme porque yo era una mujer y el pensó que tenía juego fácil porque necesitaba el trabajo. Trató de atacarme, en lugar de triunfar en su proyecto, tropezó, cayó a mis pies, al final también tuve que ayudarlo ... ¡Le di una de las carcajadas más hermosas de mi vida! Rechazarlo y reír en frente a su cara, me costó el trabajo, pero sentí una sensación fantástica de libertad!

 

PP: Como profesional del humor, ¿se ríe fácil? ¿Con qué tipo de chistes?

MARILENA NARDI: Rido volentieri, sì. Non c’è un genere che prediligo. Forse amo un po’ di più le vignette e le strisce che mi sorprendono, che presentano situazioni surreali o liriche.  E non amo particolarmente quelle in cui c’è prevalenza di testo.

Me río feliz, sí. No hay una clase de humor que yo prefiera. Tal vez me encanta un poco más las viñetas y las tiras que me sorprenden, que presentan situaciones surrealistas o líricas. Y no me gustan especialmente aquellos en los que hay prevalencia de texto.

 

PP: ¿Alguna anécdota relacionada con su profesión?

MARILENA NARDI: C’è un adeddoto che ho raccontato già altre volte. Agli inizi della mia professione non c’era internet e per trovare lavoro presso le redazioni, spesso lontano dalla mia città,  inviavo curriculum e porfolio per posta. Per comodità, firmavo solo “M. Nardi”. Una volta, a Milano, mi sono presentata presso un’importante redazione e il signore che doveva ricevermi, mi ha risposto un po’ scocciato che non aveva tempo per me, che aveva già un appuntamento con un certo sig. Nardi… Ho risposto che in effetti quel Nardi ero io.  Mi rispose sbalordito: “Non è possibile, lei è una donna!” poi,  per giustificarsi della gaffe ha detto che il mio segno lo ha tratto in inganno, perché era molto maschile… Comunque, una volta lì, mi ha permesso di lavorare con soddisfazione di entrambi.

Hay una anédota que he contado otras veces. Al principio de mi profesión no había Internet y para encontrar trabajo en las oficinas editoriales, a menudo lejos de mi ciudad, envié mi C.V. y una selección de copias de mis dibujos por correo. Por conveniencia, firmé solamente "M. Nardi". Una vez en Milán, llegué en una importante redacción y el caballero que se suponía que debía recibirme, me respondió un poco irritado que no tenía tiempo para mí, que ya tenía una cita con cierto señor Nardi... Respondí que en realidad ese Nardi era yo. Respondió atontado, "No es posible, ella es una mujer!" Entonces, para justificar la gafe dijo que mi signo, mi trazo le hacía engañar porque era muy masculino... Sin embargo, una vez allí, me permitió trabajar con satisfacción de ambos.

 

PP: ¿Con cuáles colegas se identifica?

MARILENA NARDI: Ce ne sono molti che amo, per ragioni diverse. Credo che il primo, il più importante per me, per la mia formazione, sia stato Quino. Ancora adesso, anche se conosco a memoria i suoi disegni, ogni tanto riapro qualche libro, qualche rivista, e ancora me li gusto come quando avevo 15 anni.

Hay muchos que amo, por diferentes razones. Creo que el primero, el más importante para mi entrenamiento, fue Quino. Incluso ahora, aunque conozco sus dibujos como las líneas de mi mano, ocasionalmente vuelvo a abrir algunos libros, algunas revistas, y todavía me gustan como cuando tenía 15 años.

 

PP: ¿Qué me aconsejaría a mí como humorista?

MARILENA NARDI: Non ho consigli da dare. Solo l’auspicio a continuare a sostenere questa professione, a divulgare come già sta facendo l’importanza dell’umorismo grafico, della satira e della caricatura. (E forse sì, se viene in Italia, le posso consigliare dell’ottimo vino rosso che si produce non  lontano da casa mia.)

No tengo consejo que dar. Sólo la invitación a seguir apoyando esta profesión, a divulgar como ya está haciendo la importancia del humor gráfico, de la sátira y de la caricatura. (Y tal vez sí, si vienes a Italia, puedo recomendar el excelente vino tinto que se produce no lejos de mi casa.)

Entrevista a Marilena Nardi
Entrevista a Marilena Nardi
Entrevista a Marilena Nardi