Entrevista a Wolf

Humorista literario y escénico. Argentina.

PP: ¿Le gusta que le hagan entrevistas?

WOLF: No mucho. Tampoco me han hecho muchas, tal vez por eso no estoy acostumbrado y no me deslumbran. Pero cuando me las hacen trato de responder con toda la onda posible.

 

PP: En este año 2011, ¿cómo ves el estado actual del humor en el país donde vive, en televisión, radio, teatro, literatura y gráfica?

WOLF: Hay muy pocos lugares para hacer humor profesionalmente, no hay revistas de humor, cosa que me parece algo paradójicamente triste. No hay casi programas de humor con libreto en la televisión. En radio hay algunos buenos imitadores, pero los espacios de humor no están ocupados por humoristas en sí, sino que los mismos conductores se hacen los graciosos. En teatro sí hay buenos espectáculos, algunos más profesionales, como Les Luthiers, y otros más amateurs, como los buenos monologuistas que están haciendo shows de stand up.

 

PP: En varios países de América Latina se dice: "Mi país es un pueblo de humoristas", "en mi país, tú mueves una piedra y sale un humorista", etc. ¿En el país donde vive se dice lo mismo?

WOLF: En la Argentina nunca escuché que se diga eso de los argentinos. Sí se atribuye la calidad innata de humorista a los nativos de la provincia de Córdoba. Hay un género de humor cordobés que es muy divertido. Pero no creo que se pueda decir que todos son humoristas allí.

 

PP: ¿Es verdad la acuñada frase: "Es más fácil hacer llorar que hacer reír”?

WOLF: Desde luego. Lo vemos todos los días en la calle, en los noticieros y talk shows televisivos.

 

PP: ¿Cuándo decidió hacerse humorista?

WOLF: Me gustaba escribir desde chico pero sentía que lo que me salía más fácilmente eran las historias con toques de humor, yo sabía que era muy creativo, pero no sabía por donde canalizar esa creatividad, hasta que a partir de un año sentí la necesidad de escribir humor, entonces abandoné la carrera de Derecho (estaba casi por terminarla), llevé material a varias revistas que me publicaron chistes con distintos dibujantes y decidí que eso era lo que me gustaría hacer el resto de mi vida.

 

PP: ¿El humorista nace o se hace?

WOLF: Algunos nacen con más predisposición a conseguir la risa de los otros, vienen desde la cuna con una gracia personal, pero también existen quienes jamás fueron tipos graciosos y alcanzan a escribir cosas de alta calidad humorística.

 

PP: ¿Cuál ha sido el mejor y el peor momento de su carrera hasta el día de hoy?

WOLF: El mejor puede haber sido entre 1998 y 2001 cuando escribía para dos programas de televisión: el de Antonio Gasalla y el de Roberto Pettinato. Y además para dos periódicos: Página/12 y La Nación. Cuatro trabajos de humorista y de tanta importancia al mismo tiempo era difícil de obtener. Hoy sería imposible. Ya ni siquiera hay programas de humor en la tele. Los peores momentos en la vida de un humorista son aquellos cuando un proyecto que estaba por salir no sale, o levantan un programa de TV para el cual uno escribía antes de tiempo.

 

PP: Como profesional del humor, ¿se ríe fácil? ¿Con qué tipo de chistes?

WOLF: Sí, me gusta toda clase de humor, aunque prefiero aquellos chistes más elaborados.

 

PP: ¿Alguna anécdota relacionada con su profesión?

WOLF: Varias, la última, en una de mis clases de humor, eran 12 inscriptos, yo cuento y hay 13, tomo lista a mitad de clase y aparece una alumna que no estaba inscripta, pero a pesar de eso era una de las que más participaba. Esa alumna no estaba inscripta en mi curso sino en otro del mismo instituto, Decoración de Interiores, pero le agradó tanto la clase parece que se quedó y hasta tomó apuntes. Claro que a esa misma hora debía estar en esa otra clase y se tuvo que ir, no iba a pagar por dos cursos a la misma hora.

 

PP: ¿Con cuáles colegas se identifica?

WOLF: Me identifico con mis compañeros de Sátira/12, con Les Luthiers, con Hugo Varela, Fontanarrosa, mis amigos de Zona Liberada.net (Hugo Fili, Martín Rocco, Pugliese y varios más)

 

PP: ¿Qué me aconseja a mí como humorista?

WOLF: No creo que pueda aconsejarte nada ya que vos tenés un largo recorrido en el terreno del humor. Sólo me animo a aconsejar a los que recién empiezan o tienen un corto camino en materia de humor.