Entrevista a Stegun

Humorista gráfico. Brasil.

PP: ¿Le gusta que le hagan entrevistas?

STEGUN: Sí. Considero que las entrevistas funcionan bien como forma de divulgación de informaciones más detalladas de nuestro trabajo. Además de servir como un retrato del momento del artista y del medio en él que trabaja.

 

PP: En este año 2011, ¿cómo ve el estado actual del humor en el país donde vive, en televisión, radio, teatro, literatura y gráfica?

STEGUN: Desde mi punto de vista, digo que estamos pasando hace rato un proceso de crisis de creatividad. La gente se preocupa por los 15 minutos de fama y eso genera productos de calidad muy mala. Esa necesidad de inmediatismo atrapa el proceso creativo. Vemos esa crisis de creatividad en prácticamente todas las vertientes de expresión. Las exposiciones de humor muestran que el humor, propiamente tal, es colocado em segundo plano y es substituído por bromas rápidas y malas.

 

PP: En varios países de América Latina se dice: "Mi país es un pueblo de humoristas", "en mi país, tú mueves una piedra y sale un humorista", etc. ¿En el país donde vive se dice lo mismo?

STEGUN: Sí. El pueblo brasilero está prácticamente obligado a vivir com humor. Al final, nuestros políticos en su mayoría, exigen eso de nosotros. Algunas actitudes y decisiones tomadas por nuestros representantes son unas tremendas bromas. Dejando de lado la crítica, el pueblo brasilero es bastante optimista y alegre y sabe llevar el día a día con humor.

 

PP: ¿Es verdad la acuñada frase: "Es más fácil hacer llorar que hacer reír”?

STEGUN: Considerando mi día a día como caricaturista, veo en la práctica que pasa a la inversa. Al final, cada trabajo que entrego despierta una sonrisa en el rostro de las personas. En mi ambiente de trabajo y personal, la risa está muy presente.

 

PP: ¿Cuándo decidió hacerse humorista?

STEGUN: Comencé a estudiar y a desenvolverme em el humor gráfico cuando tenia 23 años (hoy tengo 34). Visité de casualidad una exposición de caricaturas y decidí que quería hacer eso. A partir de entonces comencé a tomar clases y enseguida a trabajar com caricaturas haciendo trabajos encomendados y caricaturas en fiestas y eventos.

 

PP: ¿El humorista nace o se hace?

STEGUN: Es posible hacer un humorista, pero para estar en el mercado, hacer de eso una profesión, se necesita tener un espíritu más optimista y menos duro. Si no, no dura mucho y renuncia.

 

PP: ¿Cuál ha sido el mejor y el peor momento de su carrera hasta el día de hoy?

STEGUN: En mi caso, trabajo independiente y cada año tiene momentos buenos y malos. Pero en general siempre va creciendo, ya que cada vez más personas conocen mi trabajo y me solicitan. Ese proceso mejora año tras año. Lo malo, como siempre digo, es que producimos algo que no es un bien escencial (comida, por ejemplo). Siempre corremos el riesgo de estar en segundo plano. No somos prioridad en el bolsillo de las personas en momentos difíciles de la economia.

 

PP: Como profesional del humor, ¿se ríe fácil? ¿Con qué tipo de chistes?

STEGUN: Me gusta cualquier tipo de broma. Las que exigen pensar um poco y las más tontas que generan risa muy fácil de tan tontas que son. Solo no me gustan las bromas que se basan en las desgracias de otros. Chistes sobre tragedias, por ejemplo.

 

PP: ¿Alguna anécdota relacionada con su profesión?

STEGUN: No soy bueno para contar chistes con palabras. Prefiero el dibujo.

 

PP: ¿Con cuáles colegas se identifica?

STEGUN: Me gustan los chistes gráficos, por tanto puedo citar humoristas gráficos de mi país, como Ziraldo, Dálcio Machado.

 

PP: ¿Qué me aconseja a mí como humorista?

STEGUN: No me gusta dar consejos. Al final, quién soy yo para darles consejos a otros. Pero si puedo sugerir algo que combine con lo que pienso o con mi trabajo. Yo trato de entrenar mucho la creatividad. Para ser creativo necesitamos mucho entrenamiento; o sea, producir bastante. Sostengo que mientras más producimos mejor será nuestro trabajo, pero eso exige tiempo. ¡Produzca mucho!

Stegun - Humor gráfico
Stegun - Humor gráfico
Stegun - Humor gráfico