Entrevista a Pattie Rodelli

Humorista gráfica y literaria. Argentina.

PP: ¿Le gusta que le hagan entrevistas?

PATTIE: Me gustan, sí, mientras no me salgan con preguntas difíciles, tales como: "¿Qué piensa sobre la teoría de la relatividad? ¿Me la puede sintetizar en dos palabras?"...ó "¿Qué edad tiene?" 

 

PP: En este año 2014, ¿cómo ve el estado del humor en el país donde vive, en televisión, radio, teatro, literatura y gráfica?

PATTIE: Hubo tiempos mejores. Hay talentos sin descubrir que valen la pena y no parecen tener chance a corto plazo, los que copan los medios, salvo contadas excepciones, no me causan mucha gracia, quizá soy muy exigente en ese punto, también me afecta que no haya más programas con guiones de humor, skechts, humor inteligente, monólogos, revistas independientes de humor amplio y por otro lado veo polarizados y enfrentados a muchos colegas, políticamente. Me parece triste que eso pase. 

 

PP: En todos los países de América Latina se dice: "Mi país es un pueblo de humoristas", "en mi país, tú mueves una piedra y sale un humorista", etc. ¿En el país donde vive se dice lo mismo?

PATTIE: Si, definitivamente, no se podría vivir en Argentina si no tuvieras el humor incorporado. Cotidianamente la gente se vuelca a esto, lo vez en los diálogos callejeros, casuales, son quizás, más burlistas y críticos que en otros países, pero sí está en el ambiente a pesar de los problemas, a veces escondido detrás de un rostro apático. 

 

PP: ¿Es verdad la acuñada frase: "Es más fácil hacer llorar que hacer reír?

PATTIE: Creo que es verdad, escribir humor supone un esfuerzo enorme, pero depende como siempre de la ductilidad del escritor, a mi me gusta escribir humor, y reírme mientras lo escribo, me entero si les gusta a los demás solo cuando me lo dicen, por eso trato de chequear antes de publicarlo, que lea algún amigo o conocido y ver la reacción. Ahora que lo pienso…¿Hacer llorar de la risa vale como hacer llorar? 

 

PP: ¿Cuándo decidió hacerse humorista?

PATTIE: Cuando fracasé en todo lo demás. No, en realidad no recuerdo exactamente, pero habrá sido desde mis comienzos, cuando hacia mis propias historietas casera, con personajes semi-cómicos. Vi que me salían fácilmente las historias y los dibujos… de ahí continué, progresando, siempre aprendiendo algo más. 

 

PP: ¿El humorista nace o se hace?

PATTIE: Ambas cosas. Naces con el instinto. Llegará un punto en el cual te hará un click tu mente y descubrirás esa pasión oculta por el humor, el dibujo, la literatura, etc… y de ahí debes “hacerte” profesional, tomarlo en serio para poder crecer. 

 

PP: ¿Cuál ha sido el mejor y el peor momento de su carrera hasta el día de hoy?

PATTIE: Rara pregunta, los mejores momentos son cuando sentís que lo que haces llega a los demás y es valorado, una vez participé en una muestra de humor gráfico itinerante en los hospitales, los enfermos llegaban al hall con sus batas para ver los dibujos y se reían con el suero al lado…fue hermoso poner alegría entre tanto sufrimiento. Lo malo, no sé, trato de superar obstáculos. 

 

PP: Como profesional del humor, ¿se ríe fácil? ¿Con qué tipo de chistes?

PATTIE: No me río fácil, me gusta el absurdo y el humor inteligente que no recurre a la grosería para llegar a la gracia, me gusta el remate delirante, la vuelta original que trata de superar las frases hechas. El humor negro también, negro. 

 

PP: ¿Alguna anécdota relacionada con su profesión?

PATTIE: Me acuerdo de una vez, a pesar que no hago muchas caricaturas, me habían pedido una para obsequiar. Un novio a su pareja o algo asi… yo le dije, preguntale a ella si le gustaría verse en una caricatura, pero él insistió que sí. La hice y por lo que sé, a la chica no le gustó verse dibujada, y ni sé como habrá terminado el tema, creo que colaboré con el control de natalidad, ja ja, mejor ni saber. 

 

PP: ¿Con cuáles colegas se identifica?

PATTIE: Dibujantes extranjeros y nacionales, me he inspirado en Moebius, Bilal, Breccia, Manara, etc, son incontables… digamos que los Ases de los 70 y los 80, de todos uno podía aprender algo, viendo sus técnicas y aplicándolas en mi línea de historieta e ilustración,y encontrando mi propia línea luego. En el humor escrito admiro a Dolina, Fontanarrosa (también el dibujo), la grandeza de Quino, hay tantos… todos maestros. 

 

PP: ¿Qué me aconsejaría a mí como humorista?

PATTIE: Buscar la originalidad, sin esfuerzo, cada uno es único y eso surge natural en cada cosa que hacemos. Si es el humor, descubrí tu marca, seguro hay algo que es tu sello personal y una vez que lo encuentres, trata de perfeccionarlo. Pero sobretodo, disfrutalo.

 

Pattie Rodelli - Humor gráfico
Pattie Rodelli - Humor gráfico
Pattie Rodelli - Humor gráfico