Entrevista a Omar Zevallos

Humorista gráfico. Perú.

PP: ¿Le gusta que le hagan entrevistas?

OMAR ZEVALLOS: Sí, las disfruto cuando son interesantes. Espero que ésta lo sea.

 

PP: En este año 2011, ¿cómo ve el estado actual del humor en el país donde vive, en televisión, radio, teatro, literatura y gráfica?

OMAR ZEVALLOS: El humor en Perú está asentado en dos vertientes, la del humor gráfico político, que desarrollan los caricaturistas y que publican en diarios y revistas; y la del humor televisivo que es de menor nivel, casi siempre chabacano y de recursos manidos, donde las vedettes y los homosexuales caricaturizados son el hazmerreír de la teleaudiencia. Sin embargo, ya hay algunos atisbos de humor inteligente con algunos showmans que hacen unipersonales o como dicen los gringos, stand up comedy, con mejor nivel. En la radio hay un programa llamado “Los chistosos”, que están ya 15 años en el aire con un humor político y con imitaciones que hacen reír mucho.

 

PP: En varios países de América Latina se dice: "Mi país es un pueblo de humoristas", "en mi país, tú mueves una piedra y sale un humorista", etc. ¿En el país donde vive se dice lo mismo?

OMAR ZEVALLOS: No, aquí en Perú no se conoce la frase y tampoco se podría aplicar. Nos hace falta reír más; creo que es un proceso y somos un país que necesita mirar el futuro con optimismo y ganas de reír.

 

PP: ¿Es verdad la acuñada frase: "Es más fácil hacer llorar que hacer reír?

OMAR ZEVALLOS: Es sólo una frase. Ambas manifestaciones tienen orígenes diferentes y obedecen a impulsos antagónicos; aunque a veces podemos llorar de risa. Creo que hacer reír es fácil si quien lo intenta es un humorista, pues bastará una mirada o un gesto hecho con maestría para reír. Y si el humor se le agrega una buena dosis de inteligencia, mejor aún.

 

PP: ¿Cuándo decidió hacerse humorista?

OMAR ZEVALLOS: No lo sé. ¿Lo soy?... Ja, ja, ja.

 

PP: ¿El humorista nace o se hace?

OMAR ZEVALLOS: Gran pregunta y además, reiterativa (¿algún día dejarán de hacerla?). Yo creo que ambas cosas. Un humorista nace genéticamente predispuesto para manejar los códigos secretos del humor; pero en el transcurso de la vida uno aprende las técnicas y los recursos para lograr la comunicación con el público.

 

PP: ¿Cuál ha sido el mejor y el peor momento de su carrera hasta el día de hoy?

OMAR ZEVALLOS: Creo que como a todos hay malos y bueno momentos, y los momentos malos a la larga terminan siendo buenos porque uno aprende de ellos y les saca el mejor provecho. Es difícil para mí establecer cuáles fueron los buenos o malos momentos, porque aun no pienso morirme y espero tener algunos buenos momentos y un par de malos, bien malos para disfrutarlos.

 

PP: Como profesional del humor, ¿se ríe fácil? ¿Con qué tipo de chistes?

OMAR ZEVALLOS: Sí, soy de risa fácil. (Anoten chicas) me gusta el humor inteligente, ese que te hace pensar, pero también el humor ligero, ese que te hace reír sin pensar. Es una cosa de locos.

 

PP: ¿Alguna anécdota relacionada con su profesión?

OMAR ZEVALLOS: Muchas, a lo largo de mi vida he pasado por todo tipo de experiencias, desde la censura de una exposición de caricaturas políticas y encierro en Seguridad del Estado por los militares golpistas, hasta la censura solapada de un director de periódico “democrático”. Son condecoraciones a una carrera que me ha dado a cambio, grandes satisfacciones.

 

PP: ¿Con cuáles colegas se identifica?

OMAR ZEVALLOS: Con aquellos que hacen del humor una forma de vida y hacen del humor una profesión. El humor es cosa seria, señores.

 

PP: ¿Qué me aconseja a mí como humorista?

OMAR ZEVALLOS: La constante renovación y ponerse a tono con los tiempos. Lo demás es lo de menos. ¡No te mueras nunca!

Omar Zevallos - Humor gráfico
Omar Zevallos - Humor gráfico
Omar Zevallos - Humor gráfico