Entrevista a Martirena

Humorista gráfico. Cuba.

PP: ¿Le gusta que te hagan entrevistas?

MARTIRENA: Me ponen nervioso.

 

PP: En este año 2011, ¿cómo ve el estado actual del humor en el país donde vive, en televisión, radio, teatro, literatura y gráfica?

MARTIRENA: En televisión, un poquitín mejor que años atrás, pero aun sigue en crisis, en radio igual, creo que en teatro, literatura y grafica hay un mayor despegue, en teatro porque los humoristas plantean mas crudamente la realidad y lo hacen con gran sentido del humor de forma inteligente, en literatura, porque desde siempre ha existido una cantera de buenos escritores humorísticos y en Grafica, porque veo un segundo aire, sobre todo por las nuevas generaciones que se vienen incorporando.

 

PP: En varios países de América Latina se dice: "Mi país es un pueblo de humoristas", "en mi país, tú mueves una piedra y sale un humorista", etc. ¿En el país donde vive se dice lo mismo?

MARTIRENA: Creo que no me equivoco al afirmar que los cubanos nos creemos los más humoristas del mundo, nuestra idiosincrasia facilita esta afirmación, no es menos cierto que somos los campeones riéndonos de nuestras propias desgracias, esto nos hace ocupar si no el primero puesto avanzado entre los pueblos con más sentido del humor.

 

PP: ¿Es verdad la acuñada frase: "Es más fácil hacer llorar que hacer reír”?

MARTIRENA: Creo que sí, y sobre todo lo ves en los programas televisivos, películas, que intentan ser humorísticas y fracasan, actores, actrices de una tremenda calidad, no logran hacer reír, igual he visto a pintores consagrados que intentan hacer dibujo humorístico y no lo logran.

 

PP: ¿Cuándo decidió hacerse humorista?

MARTIRENA: A los 18 años, no me lo esperaba, llego la oportunidad y la tome, me gustaba dibujar, pero no sospechaba que tuviera una “vena humorística

 

PP: ¿El humorista nace o se hace?

MARTIRENA: En mi caso debo decir que pasa un poco de ambas cosas, me cuentan que cuando era niño, me ponían a dibujar conjuntos de objetos en matemáticas y siempre algo en el dibujo tenia gracia, luego apareció la oportunidad en “Melaito”, llegue como cualquier joven sin tener la menor idea de cómo se dibujaba un chiste, la publicación ya era famosa en Cuba, sobre todo por su humor bien criollo y de calidad, entonces me toco formarme y llegar a tener oficio que he logrado actualmente.

 

PP: ¿Cuál ha sido el mejor y el peor momento de su carrera hasta el día de hoy?

MARTIRENA: El peor en mis inicios en “Melaito”, era muy fuerte el trabajo, había que entregar entre 10 y 14 dibujos semanales, a veces con temas específicos y bien tediosos, cuando llevaba casi dos años, no pude cumplir con la norma, me llamaron la atención y entonces pensé en “colgar los guantes”, pero felizmente mis colegas, que hasta hoy son como mi familia me aconsejaron y desistí de la idea, momentos buenos hay muchos, cuando un lector se acerca y te comenta un chiste alabándolo, cuando coges un premio, cuando terminas un dibujo y te sientes satisfecho con él y con la idea, creo que el mejor momento está por llegar, sueño con sentir la presión de publicar un cartón diario en un sitio prestigioso, eso me haría muy feliz.

 

PP: Como profesional del humor, ¿se ríe fácil? ¿Con qué tipo de chistes?

MARTIRENA: No soy de reírme muy fácilmente, creo que nos pasa bastante a los humoristas, que adivinamos por donde va el chiste y pierde la gracia, pero no puedo negarte que hay humoristas que me hacen reír bastante, en la grafica me pasaba con Fontanarrosa, también con Quino, con Manuel aquí en Cuba, en televisión con Olmedo el argentino ya fallecido, cubano, admiro y me divierto mucho con Doimeadios, no tengo predilección por algun tipo de chiste, solo que sea ingenioso.

 

PP: ¿Alguna anécdota relacionada con su profesión?

MARTIRENA: Como humorista no tanto, como dibujante, me paso que un día fui a la escuela de mi hija mayor, por ese tiempo cursaba el 4to grado de primaria, habían hecho un concurso de dibujo y ella me había dicho que era la ganadora, yo sabía que no era muy diestra dibujando y por curiosidad me acerque a la escuela, evidentemente participaban dibujos de mayor calidad y cuando indague por qué le daban el premio a ella, la maestra muy emocionada me respondió: ”porque es hija suya y si es hija suya debe dibujar bien”.

 

PP: ¿Con cuáles colegas se identifica?

MARTIRENA: Ya lo mencione antes, internacionalmente: con Quino, Caloi, Fontanarrosa, Tute, Langer, El roto (España), Forges, tambien de ese pais, cubanos, con el resto del colectivo de “Melaito”(Linares, Pedro, Roland), Manuel, Ajubel y Ares.

 

PP: ¿Qué me aconseja a mí como humorista?

MARTIRENA: El humorista siempre debe tener prendidas las antenas, verlo todo con sentido humorístico e irónico, escuchar, estar atento a lo que acontece como un periodista, pero saberlo transformar al lenguaje del humor de forma inteligente, con el facilismo y la burla nunca se llega a ninguna parte, en cualquiera que sea la vertiente del humor que se practique.

Martirena - Humor gráfico
Martirena - Humor gráfico
Martirena - Humor gráfico