Entrevista a Martín Favelis

Humorista gráfico. Argentina.

PP: ¿Le gusta que le hagan entrevistas?

FAVELIS: Sí, lo que no me gusta es cuando luego ponen como palabras mías cosas que yo no dije. Suelo rechazar las entrevistas telefónicas donde toman nota y “después yo lo armo, no te preocupes”. Sí, me preocupo. Si vas a escribir lo que tú quieres, no me hagas las preguntas a mí.

 

PP: En este año 2011, ¿cómo ve el estado del humor en el país donde vive, en televisión, radio, teatro, literatura y gráfica?

FAVELIS: Bueno, es una pregunta muy larga así que optaré por una respuesta corta: la respuesta es no sé. Supongo que el humor de la tele siempre podría mejorar, radio, teatro y literatura, no sé, y en la gráfica… siempre podría mejorar.

 

PP: En todos los países de América Latina se dice: "Mi país es un pueblo de humoristas", "en mi país, tú mueves una piedra y sale un humorista", etc. ¿En el país donde vive se dice lo mismo

FAVELIS: Soy argentino, vivo en Granada, España. Por esta zona se dice que hay muchos dibujantes de Cómics, y creo que proporcionalmente es cierto. De Argentina se suele decir que exporta humoristas, y también puede que sea cierto (yo soy un ejemplo que conozco).

 

PP: ¿Es verdad la acuñada frase: "Es más fácil hacer llorar que hacer reír?

FAVELIS: Probablemente. Y para los que nos creemos graciosos, seguramente.

 

PP: ¿Cuándo decidió hacerse humorista?

FAVELIS: Cuando me dieron el Premio Nacional de Humor Gráfico de Argentina. Fue en septiembre del año 2000. Dejé todo y me dije: soy humorista.

 

PP: ¿El humorista nace o se hace?

FAVELIS: SÍ.

 

PP: ¿Cuál ha sido el mejor y el peor momento de su carrera hasta el día de hoy?

FAVELIS: El mejor momento es cada vez que me entero de que les gustan mis viñetas a personas que yo admiro. Y cuando me entero de que admiran mi trabajo personas que yo repudio. El peor momento fue quizás cuando el director de un periódico me pidió expresamente que no me privara de decir lo que quisiera, lo dije, y me echaron. Fue un momento malo para mi carrera pero guardo el recuerdo con cariño en relación a mi crecimiento personal.

 

PP: Como profesional del humor, ¿se ríe fácil? ¿Con qué tipo de chistes?

FAVELIS: No, no me río fácil. Me dan risa situaciones de la vida cotidiana –como pasar un buen papelón-, más que los chistes. Disfruto del humor de los grandes escritores más que del humor de los grandes humoristas.

 

PP: ¿Alguna anécdota relacionada con su profesión?

FAVELIS: Según me han dicho, mi comportamiento social y familiar es bastante excéntrico, y según parece, desde que se me conoce como humorista, me perdonan casi todo. Así que la anécdota de mi vida fue enterarme, al convertirme en humorista, que había pasado de ser un imbécil insoportable a un imbécil al que había que tolerar.

 

PP: ¿Con cuáles colegas se identifica?

FAVELIS: Con todos. Sólo que con la mitad de ellos me identifico como el humorista que me gustaría ser, y con la otra mitad, te imaginarás.

 

PP: ¿Qué me aconsejaría a mí como humorista?

FAVELIS: Nada en especial. O sí, que intentes ser feliz, incluso después de leer a Ciorán, que veas películas de Woody Allen, que escuches a Bach y a Lennon, que no hagas a los demás lo que no te gusta que te hagan a ti. También deberías comer variado, muchas proteínas, poca grasa y medirte con la sal.

Martín Favelis - Humor gráfico
Martín Favelis - Humor gráfico
Martín Favelis - Humor gráfico