Entrevista a Kappel

Humorista gráfico. Argentina.

PP: ¿Le gusta que le hagan entrevistas?

KAPPEL: Sí, es la manera que encuentro de decir las cosas que no digo en los chistes. Es catártico, me ahorra sesiones de terapia y además me hace sentir importante ¿Qué más se puede pedir?

 

PP: En este año 2011, ¿cómo ve el estado actual del humor en el país donde vive, en televisión, radio, teatro, literatura y gráfica?

KAPPEL: Es un momento particular. Si bien en Argentina hay una especie de auge del humor gráfico y la historieta, actualmente hay humor en cualquier parte: en todos los programas de TV (¡hasta en los noticieros los periodistas hacen chistes!), de radio, etc, entonces el rol del humorista se empieza a desvirtuar un poco.

 

PP: En varios países de América Latina se dice: "Mi país es un pueblo de humoristas", "en mi país, tú mueves una piedra y sale un humorista", etc. ¿En el país donde vive se dice lo mismo?

KAPPEL: ¡Por supuesto! Y con toda humildad digo que Argentina es un país productor (y exportador) de humoristas e historietistas; basta mencionar a maestros de reconocimiento internacional como Quino, Mordillo, Fontanarrosa, Copi, Altuna, Ciruelo y muchos otros.

 

PP: ¿Es verdad la acuñada frase: "Es más fácil hacer llorar que hacer reír”?

KAPPEL: No siempre, suena bien pero no siempre. Hacer reír también es difícil, al menos a mí cada vez me cuesta más hacer reír a los lectores...

 

PP: ¿Cuándo decidió hacerse humorista?

KAPPEL: Desde chico me gustaba dibujar, pero el amor por el humor viene de más adelante, 13 o 14 años. Me pasó que no me daban ganas de dibujar si el dibujo no iba acompañado de una idea humorística...

 

PP: ¿El humorista nace o se hace?

KAPPEL: Ambas. Creo que hay un don innato que uno trae, pero además, el ambiente que te rodea tiene mucho que ver, y también tu educación, estímulos ambientales, etc.

 

PP: ¿Cuál ha sido el mejor y el peor momento de su carrera hasta el día de hoy?

KAPPEL: El mejor debe ser la primera vez que vi un chiste mío publicado en algún medio. El peor... no sé, afortunadamente esta profesión no me ha dado feos momentos...

 

PP: Como profesional del humor, ¿se ríe fácil? ¿Con qué tipo de chistes?

KAPPEL: Más o menos, no soy de risa fácil, soy cada vez más exigente con el humor. A medida que pasan los años exijo más al que me hace reír, será un vicio de la profesión, no sé… Pero me encantan siempre cómicos como Les Luthiers, Fontanarrosa, Los tres chiflados, etc.

 

PP: ¿Alguna anécdota relacionada con su profesión?

KAPPEL: No tengo grandes anécdotas, pero para cumplir con la pregunta te cuento esta: una vez hice un chiste que era una crítica al fast food Mac Donalds. Como después pensé que eso le podría traer algún problema al diario, decidí dar vuelta la letra “M” amarilla gigante, que es el logo de la empresa. Entonces quedó una “W”. Luego de publicado me di cuenta que había otra cadena de comidas rápidas llamada Wendys, así que en definitiva no había solucionado el asunto. Igual no pasó nada...

 

PP: ¿Con cuáles colegas se identifica?

KAPPEL: Con Quino, Caloi, Fontanarrosa, muchos de la revista española El Jueves, etc.

 

PP: ¿Qué me aconseja a mí como humorista?

KAPPEL: ¡No hacer reportajes!

Kappel - Humor gráfico
Kappel - Humor gráfico