Entrevista a Javier Suppa

Humorista gráfico. Argentina.

PP: ¿Le gusta que le hagan entrevistas?

SUPPA: Sí, obvio, es lindo siempre charlar para intercambiar ideas u opinar sobre cosas que a uno le gustan, en este caso el dibujo, que es lo que me apasiona desde chico. Y si puedo aportar algo bueno en esa entrevista mucho mejor.

 

PP: En este año 2014, ¿cómo ve el estado del humor en el país donde vive, en televisión, radio, teatro, literatura y gráfica?

SUPPA: Te puedo contar desde mi perspectiva. En algunos casos veo o escucho mucho más que otros, pero en general me interesan todos estos medios que mencionás. En la televisión hay programas contados con los dedos de una mano que me gustan y son los programas que no tienen demasiado rating. Lo que veo es que hay mucha ficción que no me llama la atención para nada, porque parecen cosas refritas de otros lados, extranjeros etc. La radio sí escucho varias estaciones cuando dibujo en mi estudio y en varios horarios del día, tanto a.m. como f.m. Son para mí mi mejor compañía, cuando estoy solo, sobre todo porque escucho música muy variada. El teatro hay mucho que no voy, pero sí me fijo en los estrenos, o trato de leer qué es lo que hay. Creo que este es el ámbito natural para un actor donde se lo disfruta más y en mi país hay obras con tremendas producciones que están a la altura de cualquier obra internacional mundial. De la literatura es donde me nutro muchas veces para tener ideas más que en el cine. Soy lector de géneros que me gustan y hay mucha variedad de escritores que pueden alcanzar mi necesidad y eso me parece es buenísimo. En gráfica no conozco mucho pero si escucho o veo que es un ámbito que va en constante crecimiento y cambio.

 

PP: En todos los países de América Latina se dice: "Mi país es un pueblo de humoristas", "en mi país, tú mueves una piedra y sale un humorista", etc. ¿En el país donde vive se dice lo mismo?

SUPPA: Me parece que no, porque si no la hubiera escuchado en algún lado (ja, ja). Si sé que hay una muy rica tradición de humoristas en mi país, que son de excelente nivel. Hay grandes maestros que son ejemplo en países extranjeros como Quino, Fontanarrosa, Caloi, Hermenegildo Sabat y sigue, ¡la lista es larga!

 

PP: ¿Es verdad la acuñada frase: "Es más fácil hacer llorar que hacer reír?

SUPPA: Seguro, y también a veces es muchísimo más difícil hacer reír, sobre todo para no caer en la repetición, o que sea una fórmula aprendida de memoria, porque se cae en un humor gastado ¿no? 

 

PP: ¿Cuándo decidió hacerse humorista?

SUPPA: Yo empecé con historietas y por ir evolucionando, un día probé con el humor y es algo divertidísimo de hacerlo, paralelo a la historieta, y me veo equilibrado entre las 2 a veces.

 

PP: ¿El humorista nace o se hace?

SUPPA: En mi caso me hice, como te dije antes, pero nacer con esto es gratificante, porque lleva más pasión para dejar todo lo demás de lado y seguir solo esa linea.

 

PP: ¿Cuál ha sido el mejor y el peor momento de su carrera hasta el día de hoy?

SUPPA: El peor es no saber para dónde ir con el estilo, tener bajones anímicos de trabajo, de ideas, y si eso te encuentra desesperado por trabajar es una situación difícil de sobrellevar. Solo la pasión que tenés adentro te salva de esas cosas que son emergencias. Y lo mejor es la gente amiga que uno conoce por este placer de dibujar, sin importar fronteras ni edades. Me enorgullece decir que soy dibujante cuando puedo dar un consejo a alguien que lo necesita, siendo colega o siendo niño cuando doy clases. Hacer feliz a alguien porque se lleva un dibujo tuyo en alguna convención. Son esos 5 minutos de puro afecto, pero que a la larga te lleva a saber que estás en el ambiente que te gusta y que uno da gracias a dios por poder trabajar en lo que uno le gusta por placer.

 

PP: Como profesional del humor, ¿se ríe fácil? ¿Con qué tipo de chistes?

SUPPA: Me río mucho del chiste infantil, del inocente, como Calvin and Hobbes, por ejemplo. Soy de reírme fácil eso ayuda a que mi humor sea más amplio.

 

PP: ¿Alguna anécdota relacionada con su profesión?

SUPPA: Siempre me acuerdo de las que me piden dibujos que no tienen nada que ver con mi estilo (ja ja). Una vez me pidieron que dibujara al Che Guevara, estando en Colombia en una convención, y mi cara fue (¿¿¿qué cosa dices???), ja, ja. Fue muy gracioso. Creo que solo atiné a hacer una cara de un tipo con 40 años con muuucha barba, un habano y una gorra con una estrella (ja, ja). Fue toda una revolución en mi ese día (ja, ja).

 

PP: ¿Con cuáles colegas se identifica?

SUPPA: Con los que tratan temas nuevos o actuales, tanto en dibujo como en chiste, porque eso es a lo que siempre apunto cuando trabajo.

 

PP: ¿Qué me aconsejaría a mí como humorista?

SUPPA: Que tengas perseverancia sobre todas las cosas, aparte de horas de trabajo y de práctica. Que te renueves, que leas, que te rías de todo para transmitir eso siempre cuando haces humor. Y que muestres tu trabajo hasta en los lados que nunca imaginaste, porque las oportunidades están a la vuelta de la esquina a veces y hay que aprovecharlas cuando llegan. 

Javier Suppa - Humor gráfico
Javier Suppa - Humor gráfico